Por Andrés Cortés
14 mayo, 2018

Su amistad alcanzó a durar 2 años.

La gran mayoría de nosotros tiene mascotas y sabemos lo mucho que podemos llegar a amarlas. Adquirir una nueva siempre involucra un periodo de adaptación y un cariño especial único que lo transformará en nuestro nuevo compañero o compañera.  Pero, ¿qué tan frecuente puede ser que una persona compre un perro para, años después, descubrir que en realidad es un oso?

Su Mou es un hombre chino que, mientras viajaba, compró un perro de raza Mastín Tibetano. Pero el cachorro resultó no ser lo que prometía.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

El hombre, luego de 2 años se dio cuenta que en realidad el cachorro que había comprado, en realidad era un oso negro.

Pear Video

ChinaNews.com

Si bien lo acompañó en su vida durante 2 largos años, las leyes del país exigen ciertas medidas mínimas para mantener un oso negro en un hogar particular, por lo que debió tomar la determinación de enviar a su querido compañero a un centro de rescate de vida silvestre para que recibiera una mejor atención.

De acuerdo al medio China News, la seguridad pública forestal del país ha tomado medidas sobre la regulación de estos animales, pues no sería la primera vez que ocurre este hecho en donde se confunde un perro con un oso y lo crían en jaulas en propiedades particulares, en donde en muchas oportunidades el trato no es de lo mejor.

Afortunadamente una inspección preliminar detalló que el oso negro de Su Mou se encontraba en buenas condiciones, sin cicatrices superficiales y con buenos signos vitales.

Pear Video

Aquí puedes ver un video que enseña cómo el animal, luego de ser anestesiado, fue trasladado al Centro de Rescate de Vida Silvestre en Yunnan, China.

.

Puede interesarte