Por Ignacio Mardones
7 junio, 2019

Existen alrededor de 70 mil caballos salvajes en Estados Unidos y han decidido acabar con ellos de la manera más rápida posible. Todo porque no generan dinero.

En el estado de California, Estados Unidos, los caballos salvajes corren grave peligro. Varios helicópteros los sobrevuelan con la intención de matarlos para controlar la sobrepoblación. Aterrados, no hacían más que correr sin destino intentando escapar de los hombres, pero terminaban por tropezarse y caer al suelo.

Fueron los voluntarios de la American Wild Horse Campaign quienes vieron en el complejo Bible Springs esta horrible escena, la cual se llevó a cabo en área públicas al sur de Utah. Esa semana, la Oficina Federal de Gestión de Tierras, una agencia que forma parte del gobierno, intentó acorralar a 250 caballos, todos a los cuales planeaban matar.

American Wild Horse Campaign

Actualmente existen alrededor de 70 mil caballos salvajes en Estados Unidos, y técnicamente están protegidos por leyes federales. Sin embargo la Oficina Federal de Gestión de Tierras cree que hay demasiados de estos corriendo libres por áreas públicas, así que han decidido deshacerse de ellos de la manera más rápida posible.

«Los caballos comen pasto, las vacas comen pasto», dijo Grace Kuhn, directora de comunicaciones de American Wild Horse Campaign, a The Dodo. «Pero el ganado genera dinero, no los caballos salvajes».

American Wild Horse Campaign
American Wild Horse Campaign

La situación no podría ser más compleja.

«Los helicópteros los persiguen por kilómetros. Después los acorralan y sueltan a Judas, un caballo domesticado con arnés. Como son animales de manada, los siguen donde sea que vaya. Y ahí los llevan a una trampa».

American Wild Horse Campaign
American Wild Horse Campaign

De todas maneras, ya el simple hecho de ser perseguidos por helicópteros es lo suficientemente estresante para los indefensos animales.

«Están aterrados… y los separan. Separan a las mamás de sus crías y todos se gritan, para encontrarse».

En el pasado la Oficina Federal de Gestión de Tierras enviaba a estos caballos a mataderos en Canadá y México pero dejaron de hacerlo. Sin embargo el año pasado obtuvieron permisos para matar o inyectar con sustancias letales a 90 mil caballos que «sobran». Aunque el plan nunca se llevó a cabo, animalistas no están tan seguros de haber ganado la batalla.

American Wild Horse Campaign
American Wild Horse Campaign

«Uno de los caballos llegó con problemas para respirar… o eso dijeron. Él estaba bien antes de que llegaran los helicópteros. Están estresados. Dicen que no tienen depredadores naturales pero sí tiene. Los leones de montañas los matan. No es algo glamoroso pero es como se equilibra el ecosistema. Los depredadores son importantes en el ecosistema, pero cuando la gente se involucra eso se desequilibra y matan a los depredadores que son quienes matan a esta supuesta sobre población», explicó Kuhn.

Si desean ayudar, pueden hacerlo a través de esta página.

Puede interesarte