Por Romina Bevilacqua
6 diciembre, 2014

Este video es un buen ejemplo del respeto hacia todas las formas de vida. Cuando un hombre encontró el cuerpo de un tiburón muerto en la playa, le llamó la atención lo hinchado de su vientre. Así que decidió abrir su estómago. Fue entonces que descubrió que estaba preñada y que las crías aún estaban vivas dentro de ella. Luego las ayudó a salir del cuerpo y las llevó al mar abierto. No sabemos si las crías serán capaces de sobrevivir por sus propios medios, lo que sí sabemos es que la buena voluntad de este hombre al menos les dio la oportunidad de seguir con sus vidas.

httpv://youtu.be/kh8r7jarlIc

Puede interesarte