Por Pablo Román
2 octubre, 2017

El video muestra el momento exacto cuando el animal cierra sus fauces.

Nunca he entendido el gusto por las personas de ir a visitar zoológicos. No hay anda más deprimente que ver a un pobre animal encerrado para la entretención de una familia y niños aburridos en un fin de semana. Por esa razón, entiendo al siguiente león que se desquitó con un turista.

Twitter/AndyGoode10

En Sudáfrica, un sujeto pensó que era divertido acariciar a un león. 

Twitter/AndyGoode10

El animal estaba tranquilo, mientras éste le rascaba la cabeza. Pero se aburrió del afecto y, sí, le mordió la mano.

Tuvieron que darle varios puntos y, como pueden ver, los zoológicos no son lugares preciosos u familiares.  

Puede interesarte