Por Romina Bevilacqua
2 septiembre, 2015

¿Puede la compasión de un niño cambiar costumbres milenarias? Mira con tus propios ojos.

Cuando Adrian visitó Nepal junto a su familia, nunca esperó que se convertiría en un héroe, ni mucho menos que estaría en la mira de más de 10 millones de personas. Todo comenzó cuando Adrian y su familia fueron a un templo en Nepal, con una pequeña cabra negra con la que se había encariñado bastante. ¿El problema? Poco después de llegar, Adrian vio accidentalmente cómo sacrificaban a otra cabra. Impactado por lo que estaba viendo, comprendió que su compañero de juegos estaba condenado a vivir el mismo final, pero él no estaba dispuesto a dejar que eso ocurriera…

Can one boy’s compassion change ages of old habits?In Nepal, when people go to Temple, some of them take a goat or chicken to sacrifice. This was Adrian’s first visit to Nepal and first visit to a Temple. When Adrian accidentally spotted a goat being slaughtered, he realized his new animal friend was next in line. Watch what happened next.¿Puede la compasión de un niño cambiar costumbres milenarias?

Posted by Best Video You Will Ever See on Jueves, 9 de julio de 2015

El llanto de Adrián realmente es desgarrador. Entre sollozos y gritos desconsolados se puede escuchar cómo el niño dice “las cabras están sufriendo allí” y cómo grita “¡No!”, “¡No!” mientras la abraza. El dolor de Adrián realmente se puede sentir, y aparentemente convence a los adultos presentes de no sacrificar a su cabra, ya que una voz fuera de la cámara dice que no la cortarán (en estos sacrificios las cabras son degolladas). “Los niños son inocentes. Tienen mentes inteligentes”, dice la voz luego.

Realmente no sabemos si la cabra a la que Adrian defendió con tanta determinación efectivamente podrá salvarse del sacrificio y si los adultos cumplirán su promesa, pero Adrian logró salir de allí con su cabra y definitivamente nos dio una lección de lo que significa la compasión, el amor incondicional y la lucha por la defensa de los derechos de animales.