Por Constanza Suárez
10 octubre, 2018

El pequeño cachorro recuperó su confianza y ahora busca un hogar definitivo.

A primera hora de un día a fines de septiembre, Brittany Sallinger recibió una inusual llamada de atención de su novio. La sacó de la cama y la llevó fuera de la casa, sin ninguna explicación. La chica de Virgnia se arrodilló vestida en pijama para mirar de cerca debajo de su Jeep estacionado en la entrada. Allí, vio a un pequeño cachorro pitbull temblando cerca de los neumáticos traseros.

Fur-Ever Home Rescue

“Después de un poco de paciencia y de ofrecerle algunas golosinas, pudieron sacarlo del lugar”, dijo Kelly Martin, presidenta de Fur-Ever Home Rescue a The Dodo. “Estaba demacrado y absolutamente sucio. Tenía mucho de lo que parecía ser aceite de motor, ya que había estado escondido debajo de los autos por un tiempo “, agregó. Brittany suele trabajar para esta organización.

Pero no fue solo el aceite de motor lo que molestó a la pareja, el pequeño cachorro llevaba una gran bolsa de plástico amarilla colgada alrededor de su cuello, sugiriendo que alguien lo había hecho de forma intencional.

Fur-Ever Home Rescue

Seis baños tuvieron que darle al pequeño perrito nervioso para al fin liberarlo de la grasa. Entonces llamaron a Kelly Martin para que se lo llevara, al recogerlo se sorprendió por su pequeño tamaño y llamó al perro Itty Bitty Pittie.

Luego lo llevó al veterinario, donde se reveló que el pitbull de 4 meses tenia un peso muy bajo y luchaba contra gusanos en su cuerpo. Afortunadamente todo lo demás estaba bien.

El cachorro estaba ansioso por comer, pero para nada interesado en la interacción humana.

Fur-Ever Home Rescue

“Era extremadamente tímido al principio. Creo que alguien no fue muy amable con él”, contó Kelly Martin. “Pero a medida que transcurría la semana, comenzamos a ver cómo se revelaba su personalidad, ahora que se da cuenta de que los humanos son la fuente de alimentos y cosas buenas”.

Desde que se mudó temporalmente a su hogar adoptivo, Itty Bitty Pittie comenzó a seguir a su madre adoptiva como si fuese una sombra. El cambio del cachorro emocionó a quienes lo rescataron, aunque no les sorprendía la transformación. “Los pitbull perdonan” dijo Kelly. ahora su vida será más fácil y mejor.

Fur-Ever Home Rescue

Itty Bitty Pittie actualmente intenta alcanzar un peso saludable, y encontrar un hogar definitivo para mudarse. Pero aún nadie se conmueve con su belleza.

Puede interesarte