Por Felipe Costa
22 febrero, 2021

El conductor de trenes canadiense, Cobi Reid, estaba junto a su tripulación el momento justo en que vieron a un felino recostado en las vías sin querer moverse. Resultó ser que su cuerpo estaba totalmente aferrado al camino debido al frío, así que todos detuvieron sus operaciones y se pusieron a ayudar al pequeño gato.

Pese a que el humano ha intervenido la naturaleza con sus construcciones durante años, los animales silvestres siguen siendo víctimas de aquellas cosas que le son desconocidas. Ya sea cruzar una carretera o dormirse bajo los autos, algo que para ellos es tan natural puede costarles la vida, al igual que un pequeño gato montés que tomó un descanso en medio de las vías del tren, quedando congelado y atrapado a ellas.

Nelson & Ft. Sheppard Railway

La historia la cuenta el conductor de trenes canadienses, Cobi Reid, quien se encontraba con la tripulación en el momento en que divisaron que el felino, camuflado en el frío paisaje, no movía más que su cabeza y parecía estar aferrado a algo. En aquel momento detuvieron sus funciones y fueron a investigar.

Resultó ser que el lince probablemente se había quedado a medio camino disfrutando su desayuno, un pato que había cazado ese mismo día que aferraba a sus garras y el frío, con el pasar de los minutos hizo su trabajo atrapando a ambos a las vías.

Cobi Reid

Reid, cuenta que la tripulación completa se ofreció a ayudar. El pequeño gato no se sentía muy tranquilo y en más de una ocasión se intentó defender, creyendo que le quitarían su alimento. Al darse cuenta que su cuerpo estaba absolutamente pegado a las vías, fueron por agua tibia y de a poco lograron derretir el hielo, liberando al gato (y su desayuno).

La compañía ferroviaria, contó a Global News, que lejos de castigar el hecho por un posible retraso, aplauden la decisión de sus trabajadores, quedando orgullosos de que, más allá de sus operaciones, estén dispuestos a ayudar a la fauna en peligro, un gran valor humano que se necesita en este mundo.

Cobi Reid

En redes sociales, usuarios de todo el mundo destacaron la publicación del conductor de trenes, felices y sorprendidos de lo despiertos que estaban momentos antes de algo que pudo haberse convertido en una tragedia. El mismo Cobi Reid se queda tranquilo de que nadie salió herido, a excepción del pato, y todo haya quedado en una anécdota para el futuro.

Puede interesarte