Los truenos lo espantaban y solo quería un lugar donde refugiarse y sentirse seguro.

Si muchos humanos -sobre todo niños- se asustan con las tormentas, imaginen cómo les afecta a los animales. Cada trueno los espanta y si bien algunos tienen familias que los tranquilizan, los perros de la calle no, así que solo buscan un refugio dónde sentirse protegidos.

Afortunadamente este perro de Jujuy, Argentina, encontró a la persona perfecta para ayudarlo cuando no daba más de miedo.

Resulta que durante una fuerte tormenta en San Salvador de Jujuy, un conductor de autobús identificado como Jorge, vio a un perro totalmente asustado por los truenos y le permitió que subiera para protegerse del agua, del frío y sobre todo de esos molestos ruidos.

Facebook @La Voz de la Rioja

El perrito se acomodó en uno de los asientos y se mantuvo allí hasta que cesara la tormenta, acompañando al gentil hombre en su ruta de trabajo.

Facebook @La Voz de la Rioja

Cuando al fin todo acabó, el chofer volvió al lugar donde se había subido el perro y abrió las puertas para ver si él quería bajar. Enseguida se reincorporó y bajó, comprobando que todo hubiese acabado para poder sentirse seguro.

Facebook @La Voz de la Rioja

Afortunadamente una usuaria del servicio de transporte presenció el sencillo pero noble acto del hombre, y compartió la hazaña en redes sociales con estas palabras: «Gracias a Jorge por su compasión y amabilidad a este perrito. Necesitamos más personas con sensibilidad y respeto a los animales».

¡Y tiene toda la razón! Un aplauso para este héroe.

Puede interesarte