Por Monserrat Fuentes
8 enero, 2019

Peter fue dejado en un refugio por sus antiguos dueños, quienes no pudieron entender su personalidad afectuosa.

Por lo general, las personas abandonan a sus mascotas cuando ya no pueden cuidarlas, pero ese no es caso de un adorable conejito que fue dejado por su familia por ser considerado demasiado amoroso y expresar su amor con mimos y caricias hacia sus dueños.

Cuando la voluntaria del centro para animales SPCA Ryann Sadler, vio a un pareja de conejitos recién llegados al refugio jamás imaginó que su vida iba a cambiar para siempre. Los peluditos eran muy pequeños y tenían las uñas extremadamente largas, recogió al pequeño conejo macho en sus manos para comenzar a cortarle las uñas, y para su sorpresa, él comenzó a besarla por todas partes con su pequeña lengua.

Ryann Sadler
Ryann Sadler

Sadler no tenía idea de que a los conejos les gustaba dar besos, pero allí estaba ella, que estaba siendo besada por uno, “lo estaba sosteniendo y él comenzó a lamer mis manos”, dijo Sadler a The Dodo. “Le dije, ‘¿qué demonios?’ Mi conejo Pepper nunca ha hecho eso. Nos quedamos impresionados con lo dulce y amigable que era“, agregado.

Ryann Sadler
Ryann Sadler

Después de ese primer encuentro la muchacha quedó completamente enamorada y cuando supo por qué lo abandonaron, se propuso llevarlo a casa y hacerlo su mascota. “El propietario dijo que Peter era demasiado cariñoso y necesitaba demasiada atención”, dijo Sadler, “era el conejito más adorable. ¡No podía creer que alguien lo entregara!”.

Pese a que la familia de la chica no tenía planeado tener a un conejo, lo aceptaron con gusto, le ofrecieron un hogar lleno de amor y entendieron su personalidad amorosa sin juzgarlo. “Es muy cariñoso, le encanta que lo carguen y se sienta en mi pecho besándome la cara”, dijo Sadler. “Es la cosa más dulce del mundo”.

Ryann Sadler

Afortunadamente, la hembra que estaba con Peter encontró hogar al poco tiempo y ahora los dos conejitos tienen una familia que no se deshará de ellos.

Puede interesarte