Por Luis Aranguren
2 abril, 2020

Para su dueña fue la mejor de las inversiones, no había visto ese lado de su felino.

Los que tienen gatos en casa quizás los consideren como los seres más hermosos del universo, esa bolas de pelos un tato odiosas pero que también dan amor. Si algo tienen los felinos es esa mirada que cautiva y todos pagaríamos por retratarla por siempre.

Pues así hizo una canadiense quien contrató a un fotógrafo personal por 123 dólares la sesión, todo esto solo para capturar a su gato en la naturaleza.

Wally and Roops

Sus imágenes se hicieron virales rápidamente, en verdad se veía que las fotografías eran profesionales y sobretodo hechas con mucho amor. Según la fotógrafo Sarah Bourque a Bored Panda, trabajar con el gato fue muy agradable y contaba con los atributos para impresionar a todos.

“Me sorprendió gratamente cuando la madre de Kazmir publicó la foto que tomamos en su sesión de fotos en Reddit y obtuvo una respuesta tan positiva. Es un tipo guapo”.

-Sarah Bourque

A penas las fotos se subieron en Reddit, todos querían saber quien era la fotógrafa pero ella asegura que fue un trabajo en conjunto entre Kazmir y ella.

Wally and Roops

El felino sabía posar, toda una modelo maravillosa que disfrutaba de ser fotogragiada y que para nada tenía miedo a la cámara. ¿El resultado?, una sesión de fotografías maravillosas donde se enfoca esos hermosos ojos amarillos y sus posturas desafiantes.

“Nuestra sesión de fotos fue en una ventosa tarde de enero. Habíamos tenido un clima tormentoso, pero el sol alcanzó su punto máximo justo a tiempo para nosotros. Conocí a Kazmir y su mamá y papá en un parque local donde sabía que habría algunos lugares encantadores y tranquilos para que los usemos”.

-Sarah Bourque

Desde la primera fotografía Sarah felicitaba a los gatos, ella simplemente siguió su caminar y Kazmir hacía todo de forma natural.

Wally and Roops

Por suerte el ambiente también se prestaba para la sesión, en la isla de Vancouver donde viven hay hermosos lugares naturales. Según la fotógrafa nunca le faltan ambientes para su sesión, pero animales tan colaboradores como Kazmir no se encuentran con facilidad.

“Me parece que los gatos son posers naturales, le dejamos que encuentre lugares para echarse en el área donde la luz era más bonita y luego tomaría fotos desde una variedad de ángulos y me acercaría agradablemente. Esto generalmente dura unos segundos antes de que se cansen de mis travesuras y sigan adelante. ¡Por suerte soy rápido, así que unos segundos es todo lo que necesito!”

-Sarah Bourque

Wally and Roops

En verdad las imágenes son impresionantes, a pesar de ser un gatito logra parecer bastante rudo al punto de confundirse con un lince.

Puede interesarte