Por Constanza Suárez
10 enero, 2019

Los trabajadores de Ocean Sole recogen los residuos en las playas de Kenia y luego crean su obras de arte. El proyecto no solo crea empleos para un país que lo necesita, también ayudan a nuestros océanos.

Si hay algo claro en estos tiempos, es que necesitamos hacer algo por conservar nuestro planeta. Inmensas cantidad de basura, y sobre todo plástico, están contaminando nuestro medio ambiente.

Hay distintas formas de comenzar a ayudar, como dejar los elementos de plástico en la vida diaria como popotes y bolsas, o también dejar de consumir carne. Reciclar y mantener una vida sin residuos es otra forma.

Otros han dado rienda suelta a su creatividad para ayudar. Cómo Ocean, Sole, The Flipflop Recycling Company, que comenzó un fantástico proyecto que recupera los desechos de las playas de Kenia y los convierte en objetos de artesanía. Además de dar trabajo a artesanos locales, contribuye a mantener el océano libre de plásticos y proteger la vida marina.

Cada producto se manufactura en África a partir de materiales reciclados, que en su mayoría son chanclas de plástico talladas envueltas en tela metálica que dan forma a estatuas de animales marinos, americanos y africanos, así como a souvenirs ecosolidarios.

Inspirados por los juguetes que los niños estaban haciendo a partir de la contaminación de las chanclas, Julie Church, la fundadora de Ocean Sole, alentó a las mujeres de Kenia a recolectar, lavar y cortar para convertirlos en coloridos productos.

Los productos de esta compañía han ganado reconocimiento internacional y se han vendido en lugares como Roma, Londres, Nueva York, París, Ámsterdam, Singapur y Australia.

Puede interesarte