Por Camilo Morales
16 junio, 2022

Negro es un perrito de 5 años que sufrió la pérdida de su dueño, Diego Beider, y desde ahí en adelante no ha podido ser adoptado. “Es un ser hermoso que necesita amor”, dicen sus rescatistas

Los perritos siempre serán capaces de seguir a sus dueños donde sea con tal de poder acompañarlos y no despegarse de ellos. Aunque a veces se dan situaciones muy tristes en la que los dueños fallecen y sus mascotas quedan en el limbo de no saber dónde ir ni con quién quedarse.

Eso le ocurrió a Negro, un perro mestizo de 5 años que sufrió la pérdida de su dueño, Diego Beider, quien había sido su rescatista cuando el can tenía unos pocos meses de vida.

Infobae

Negro estaba tan conmocionado y desolado por la muerte de su amo que, según información de Infobae, apareció en el lugar donde estaba siendo velado el cuerpo de Diego. Ahí fue entregado a una familia que lo quiso adoptar, pero que un tiempo después, sin ningún motivo, lo echó a la calle. 

De ahí en adelante la vida de Negro fue dura. Tuvo que acostumbrarse a sobrevivir al abandono y a los obstáculos de tener que vivir en la calle sin ningún abrigo y sin alimento ni agua.

Facebook Diego Beider

Sin embargo, tuvo la suerte de toparse con unos voluntarios de una organización animalista quienes lo acogieron a él y a otros perros que eran parte del refugio que manejaba Diego Beider al momento de fallecer.

Lograron que todos los demás perros tuvieran nuevas familias, pero Negro se fue quedando atrás. “Era el preferido de Diego. No podemos entender como un animal tan dulce tuvo tanta mala suerte. Si bien tuvo adopciones, ninguna fue buena para él“, comentaron desde la entidad.

Infobae

Para poder ayudarlo tuvieron una idea: crearle un currículum vitae a Negro, tal como si estuviera postulando para algún trabajo.

En el documento aparece que está castrado, desparasitado y vacunado. Además, crearon una cuenta de LinkedIn en donde aparece su formación académica como “Grado en Incondicionalidad y Mimos”, como si fuera una carrera real.

Infobae

De hecho, en sus intereses se puede leer: “Conseguir un dueño para sentirme feliz, comer y dormir, tirarme panza arriba para jugarte“.

Con esto los voluntarios esperan que Negro pueda encontrar una familia definitiva. “Es un ser hermoso que necesita amor, tanto como le dio Diego. Creemos que él descansará en paz cuando su querido Negro tenga al fin un hogar”, finalizaron los voluntarios.

Puede interesarte