Por Ronit Rosenberg
12 octubre, 2018

Cada vez que la sacan a pasear, esta frenchie decide caminar así.

Quienes tenemos perritos en casa sabemos que día a día nos sorprenden con algo nuevo; una travesura, un cariño, un  juego y hasta una gracia. La mayoría las aprenden, tal como los niños, de lo que ven en casa o de lo que les enseñan. Verlos hacer algo divertido o enternecedor es lo mejor que nos puede pasar. Porque incluso cuando solo están tomando agua o aprovechando el sol en el jardín, ya creemos que son lo más adorable del mundo.

Pero imagínense si, de un día para otro, su perro hace una maniobra realmente graciosa o algo que jamás le hayas enseñado a hacer. Así le ocurrió a una chica australiana, quien no tuvo más remedio que grabar el épico momento mientras sacaba a pasear a su perrita Bulldog Francés.

Facebook

Por seguridad obviamente la lleva a pasar con correa y arnés, pero, de pronto, parece olvidar que es perro y comienza a caminar con solo las patas traseras, parada como un humano. Su ama empieza a morir de carcajadas y le pregunta entre risas: «Oh, ¿por qué?, ¡ella es humana, es humana!?»

Además, lo muy divertido es que la perrita va en una marcha muy rápido, como si debiese llegar a un lugar en particular. Pero antes que te alarmes, no te preocupes, lo hace porque quiere y nadie la obliga. De hecho, su humana no sabe de dónde ha aprendido a caminar así.

El video se ha viralizado por las redes sociales, y algunos cibernautas han apuntado que a la pobre perrita la están forzando para que haga eso divertido. Pero este no es el caso. Toda esta preocupación nació de un video de un perrito en China que se hizo famoso caminando en dos patas vestido como una niña pequeña.

En un comienzo todos la alabaron, diciendo que era lo más adorable y divertido que habían visto. Sin embargo, un tiempo después salió la oscura verdad tras la «entretenida» maniobra. Según lo que explicaban, no es una postura natural por lo que caminar así no es una elección de ellos, sino que lo hacen porque son obligados y forzados a través de un duro y cruel entrenamiento.

Realmente se me parte el corazón pensar que existen personas tan crueles para someter a sus perritos a algo así de extremo. Pero bueno, afortunadamente la historia de la Bulldog francés está exenta de «partes ocultas crueles», así que podemos disfrutarla sin problemas.

¿Qué te pareció?

Puede interesarte