El grupo de langures jugaba con el robot idéntico a ellos hasta que cayó accidentalmente y creyeron que había muerto. Entonces, se abrazaban y se consolaban unos a otros rodeando al «bebé» fallecido. Las imágenes hablan por sí solas.

Todos aseguran que los monos son animales muy similares a los humanos no solo físicamente, sino que también en su comportamiento. Y a modo de averiguar más sobre ellos en distintas situaciones, la BBC realizó un documental con langures para obtener una respuesta.

Entonces, filtraron un robot idéntico a ellos en la manada y desde el mismo «muñeco» similar a una cría, grabaron sus conductas. Pero ellos ni sospecharon que se trataba de un mono falso y se entretuvieron jugando con él hasta que cayó accidentalmente.

Tras el incidente salió a la luz una emotiva escena. Una hembra corrió a recogerlo pensando que el «bebé» estaba vivo, pero al ver que no se movía, no respiraba ni tenía latidos, todos los langures se mostraron evidentemente preocupados.

Facebook @cero

Y tras unos minutos, lo dieron por muerto y dejaron ver su lado más sensible, probablemente nunca antes captado. Todos lloraban la pérdida de uno de sus integrantes y se abrazaban unos a otros consolándose, protagonizando una conmovedora escena que nos demuestra, una vez más, que los animales también sienten.

Facebook @cero

De acuerdo a las imágenes, los afligidos langures se reúnen para realizar un verdadero funeral, en el que rodean al «bebé» fallecido a modo de despedida. Lo tocan y olfatean por última vez y se aseguran de abrazar a los monos más jóvenes, agradeciendo que sus hijos estén bien.

Un ambiente triste se apodera de toda la colonia, y acongojados, valoran estar vivos.

Facebook @cero

Mira aquí las impactantes imágenes:

Y ese comportamiento podría no ser exclusivo de los primates.

Puede interesarte