Por Diego Cid
23 junio, 2017

Una violenta y dramática persecución que nadie creyó sería posible ver en su vida.

Desde pequeños nos enseñan con cuentos infantiles que los lobos tienen una gran predilección por escoger a las ovejas a la hora de cenar, porque claro, son bastante tranquilas y constituyen una presa fácil para poder alimentar a toda la familia del depredador. Sin embargo, ¿has pensado qué tan efectivo sería si intentara cazar a uno de sus parientes? En específico, me refiero a la cabra de montaña.

Sí, sucede que este animalito se ha acostumbrado a llevar una vida bastante vertical, por lo que es bastante difícil para los depredadores concretar una caza exitosa.

Excepto por este lobo.

YouTube/StoryfulNews
YouTube/StoryfulNews

Así es. A pesar de que el panorama no parece para nada favorable para el depredador, este insiste, e insiste, e insiste. O está muy hambriento, o ya se tomó esto como algo personal.

Todo fue capturado por un guardaparques de la reserva natural Ein Gedi, cerca del Mar Muerto en Israel, el 19 de junio de 2017.

YouTube/StoryfulNews
YouTube/StoryfulNews

El precipicio (que podría llevarle a una muerte segura) no parece asustar al cánido. No.

Está totalmente enfocado en su misión y no necesita disfrazarse de abuelita, pues la madre naturaleza le ha dado todas las armas que necesita para demostrar quién es el que debe ser temido.

Así fue como, después de mucho esfuerzo, logró darle caza y asegurar su alimento en una dramática caída por la ladera de la montaña que ningún director de Hollywood podría haber creado ni con los mejores efectos especiales.

La naturaleza es sabia, dicen.

Puede interesarte