Por Daniela Morano
20 mayo, 2019

Es la triste realidad de miles de perros que viven toda su vida en criaderos, hasta que ya no son «útiles».

Mientras que el fin de semana en que se celebraba el Día de la Madre muchos abrazaban a su mamá, en un refugio en Texas las cosas no se veían tan positivas. Un perro enfermo, con su pelaje enmarañado llegó al mesón de recepción junto a sus dueños: querían sacrificarla. Los trabajadores del refugio la miraron y pudieron ver que había tenido crías, varias veces.

En un día hecho para honrar y celebrar a las madres, no podían imaginarse sacrificando a esta perrita, así que optaron por brindarle ayuda.

«Muchos animales que llegan a nuestro refugio llegan esperando morir con miedo y solos. No dejaríamos que eso pasara con Abigail en el Día de la Madre cuando probablemente lo único que ha hecho ha sido amar a su familia humana y a las muchas crías que ha tenido en su vida», dijo Kerry Anechiarico, directora ejecutiva de Dallas Dog Rescue Rehab Reform.

Dallas DogRRR

Abigail, quien estimaron tenía 9 años, fue llevada a una clínica veterinaria de inmediato. Aunque era evidente que su recuperación no sería fácil, pues tenía varios tumores en su panza, sabían que tenía que al menos intentarlo.

Dallas DogRRR

En el veterinario la bañaron y cortaron su cabello, y luego de eso se sentía mejor. Un poco de atención la había ayudado, su expresión de pena ya no era tan evidente. «Estaba físicamente exhausta pero era muy dulce. ¿Por qué es que las almas más amables son de las que más se aprovechan? Jamás lo entenderé», comentaron desde el refugio en Facebook.

Abigail ahora se encuentra mejorándose en una casa temporal para someterse a una cirugía con la que sacarán todos los tumores que tiene en su cuerpo. Su mamá temporal está intentando lo mejor que puede de mostrarle lo que es pasarla bien.

Dallas DogRRR
Dallas DogRRR

«Es muy tranquila y le da besos a todos. Sólo sabe dar amor, y eso queremos darle. Los animales como ella piensan que deben entregar amor para recibirlo, pero no debería ser así».

Dallas DogRRR

Aunque el futuro de Abigail es incierto, lo que sí tienen claro es que mientras viva, todos los días serán como el Día de la Madre. «Es una situación triste, pero como en muchos casos, sabemos lo resilientes que son los animales, así que sentimos que si hay algo que hacer, les daremos esa oportunidad».

Puede interesarte