Por Antonio Rosselot
14 mayo, 2019

Esto demuestra que nada es imposible si le dedicas tiempo y esfuerzo.

La historia de la cual hablaremos a continuación es una historia de superación, esfuerzo y ganas de salir adelante a pesar de las adversidades. En este caso el protagonista es un perrito blanco, cuyas extremidades están completamente paralizadas. Sin embargo, esto no fue un impedimento para luchar por tener una vida normal.

Un video compartido en Twitter por el usuario @guinguardian muestra el proceso de rehabilitación de nuestro amigo canino, en una publicación que acumula más de 57 mil retuits y cerca de 172 mil “Me gusta”.

En el comienzo del video se ve al perrito afirmado por completo con arneses especiales para mantenerlo en pie, ya que no puede hacerlo por su cuenta: sus patas están completamente inactivas, y la fisioterapeuta lo arrastra por la colchoneta para que recupere algo de sensación. El resto del video muestra al perro siendo asistido por una profesional y haciendo distintos ejercicios, enfocados en reforzar la musculatura y el movimiento de sus patas, así como el equilibrio.

TW: @guinguardian

Causa especial ternura ver a este lindo canino tratando de avanzar algunos metros en la cinta trotadora, o haciendo el esfuerzo para levantarse y jugar con su cuidadora. En el transcurso del video se ve a un animal fuerte y optimista, buscando siempre ser un perro igual que sus pares.

TW: @guinguardian

Ya cerca del final del registro, nuestro amigo perro está prácticamente recuperado. Ya tiene autonomía para moverse y, si bien aún tambalea un poquito al moverse, es capaz de hacer una vida normal. Sus patas ya tienen la fuerza necesaria para darle independencia y agilidad, cosa que se ve explícita en los últimos segundos del video, donde aparece husmeando y recorriendo un parque cercano al centro de rehabilitación.

Los tuiteros no esperaron para reaccionar a esta bella historia de superación, y compartieron sus pensamientos y experiencias al respecto:

Lo más importante de todo es que hubo alguien que se interesó por la recuperación de este perrito, que sin duda no podría haber hecho todo ese progreso solo. Pero no quitemos mérito al tesón y la fuerza de voluntad de nuestro amigo, quien supo sobrellevar con firmeza todas sus adversidades y logró lo que buscaba: poder ser un perrito normal y tener la capacidad de moverse de manera autónoma.

¡Una emocionante historia de superación!

Puede interesarte