La prueba viviente de que los animales salvajes necesitan vivir lejos de nuestro alcance.

httpv://youtu.be/Bvz14UwGR9U

A pesar de ser una víctima del comercio ilegal de vida silvestre, de quedar huérfana a los pocos días de vida y de estar condenada a una vida de encarcelamiento y soledad, esta cría de oso malayo tuvo mucha suerte en comparación a la mayoría de los de su especie. La pequeña llamada Kala, fue robada por los cazadores furtivos cuando aún necesitaba amamantar de su madre, sacada de los bosques de Malasia, vendida como mascota exótica y por esos vuelcos de la vida, devuelta a la libertad a los pocos días, cuando la persona que la compró, se arrepintió, y decidió entregarla a la policía local.

980x-3

Fuente

Así, fue recibida por el Centro de Conservación del Oso Malayo (BSBCC) y tras muchos cuidados y recuperarse de la desnutrición que había sufrido en el periodo que la tuvieron cautiva, es que comenzó a salir y disfrutar de la naturaleza bajo el abrasante sol. Y ahí, está el meollo del asunto. Verla disfrutar de la vegetación, trepar árboles, tumbarse, acaparar hojas y morder cosas, nos reafirma la importancia de respetar a los animales y su entorno. 

980x-4

Fuente

Los cuidadores del centro comentaron en su sitio web que Kala es todo lo que un cachorro tiene que ser: juguetona, curiosa y de carácter dulce, además de un ejemplo de lo que todo animal considerado salvaje realmente necesitan, estar lejos de los humanos, en completa libertad, y en bosques poblados de árboles y mucha vegetación para crecer grandes y fuertes.

980x

Fuente

Un tema que realmente debe preocuparnos y del que deberíamos, por lo menos, intentar difundir. Ya que de acuerdo con La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, esta raza de oso ha disminuido en un 30% en las últimas tres décadas, debido en parte, a que los bosques que representaban su hábitat ideal, han sido talados para la plantación de palmeras para sacar aceite.

980x-2

Fuente

2329

Fuente

La fotografía principal pertenece a bsbcc

Puede interesarte