Por Francesca Cassinelli
27 febrero, 2017

Sus dueños no estaban en casa al momento de la emergencia, pero un vecino advirtió a los bomberos de una mascota… aunque se equivocó de especie.

Era mediodía y los bomberos del área norte de Las Vegas, en Estados Unidos, se aprestaron a ir a una nueva emergencia. Varios vecinos de la calle Ferrel les llamaron por una casa de un piso que ardía y expelía una enorme cantidad de humo. No sabían con qué podrían encontrarse…

Cuando los bomberos llegaron al lugar el vecino Calvin Lynch les dijo que los dueños de la vivienda no estaban dentro, pero que tenían un perro que podría estar encerrado.

Los voluntarios trabajaron en el fuego -que invadía el inmueble a través de lenguas de fuego y provocaba una enorme humareda- por 37 minutos antes de lograr contener las llamas.

Entonces Calvin vio cómo un bombero salía de la casa cargando un gato en brazos. El animal estaba inmóvil, y Calvin estuvo seguro de que no había nada que hacer para salvarlo.

“Realmente no lo vi moverse luego de eso (…) Me afectó, así que miré a otro lado”.

-Calvin Lynch, citado en Abc-

North Las Vegas Fire Department.

Pero los bomberos no se rindieron tan fácilmente, sino que comenzaron a hacer reanimación cardiopulmonar al felino y tras unos minutos lograron hacer que volviera en sí.

Su comunicado, publicado por Las Vegas Sun- indica lo siguiente:

“Había una persona masculina y una femenina, quienes vivían en la casa pero no estaban en ella al momento del incendio (…) La mascota que estaba en la casa requirió reanimación cardiorespiratoria y fue resucitada, está en buena condición ahora”.

Afortunadamente no hubo daño a personas ni animales que lamentar, aunque el daño a la vivienda se calcula en 100 mil dólares, de acuerdo a Las Vegas Sun.

Puede interesarte