Por Romina Bevilacqua
5 octubre, 2015

La corriente era demasiado fuerte y no podían nadar contra ella

Se suponía que sería una mañana de otoño común y corriente para este hombre y su pareja. Llevaron a su labrador de 2 años a dar un paseo junto al río Mersey y como de costumbre, le arrojaban una pelota para que fuera a recogerla y la trajera de vuelta. Pero de un minuto para otro, ese inocente juego se convirtió en una pesadilla. La pelota se desvió y cayó al río y el labrador se lanzó al agua a buscarla. La fuerte corriente del río de 7 nudos, no le permitía al labrador avanzar pese a que nadaba con todas sus fuerzas contra ella.  Desde arriba, sus dueños y otras personas que se encontraban caminando o paseando a sus perros en el lugar veían cómo el labrador intentaba sortear la corriente, estaban nerviosos y muy alterados.

Freddie Brown, un hombre de 66 años que vio toda la escena, comenta: “El perro decidió zambullirse en el agua pero no lograba llegar de vuelta a la orilla. Intentaron arrojarle un salvavidas pero no funcionó. Luego lanzaron una escalera de cuerda por uno de los costados. El perro se estaba alejando rápidamente. Estaba nadando contra la corriente, así que no lograba avanzar“.

Dog-Rescue

Freddy Brown

El hombre corrió por la orilla para alcanzar la altura en la que se encontraba su perro y una vez que colocaron la escalera de cuerdas, bajó por ella y se lanzó al agua para rescatar a su labrador. Logró alcanzarlo y nadó con él en brazos hasta la orilla de vuelta a la escalera, pero después de todo ese esfuerzo estaba cansado y el labrador pesaba bastante así que no pudo subir con él la escalera. Ahora tendría que esperar allí en el agua junto a su perro hasta que los rescataran a ambos. Mientras tanto, un hombre que estaba allí viendo todo lo que ocurría sujetaba la escalera para que no se los llevara la corriente.

Cada minuto que pasaba se hacía eterno, pero ese hombre estaba decidido a no abandonar a su amigo de cuatro patas.  “Habían alrededor de 20 personas mirando y todos sentían pánico (…) Fue bastante dramático ver todo eso ocurriendo frente a ti. El hombre y su perro estaban con una mujer, y ella estaba bastante angustiada”, cuenta Brown.

Dog-Rescue-2

Freddy Brown

Pronto llegó la unidad de rescate del servicio de Rescate y Fuego de Merseyside y los sacaron a ambos del agua. Los rescatistas luego dijeron que había tenido mucha suerte porque perfectamente la corriente podría habérselos llevado a ambos o el hombre podría haberse ahogado.

Una increíble historia que demuestra lo que somos capaces de hacer por aquellos a los que amamos. 

Puede interesarte