Por Javiera González Ruiz
20 diciembre, 2018

Es lejos la mejor sorpresa que su padre haya podido darle. Desde ahora jamás se volverá a separar del cachorro.

A veces los padres creen que adoptar una mascota es un mero capricho de los niños. Sin embargo, cuando ya son adolescentes, lo más probable es que tengan consciencia de todo lo que implica hacerse cargo de un perro o un gato y quieran tener uno en serio.

Pero cambiar la idea que tienen los adultos en su cabeza siempre será difícil…

Bien lo sabía Hallee Fuqua, una chica que estuvo por años pidiéndole un perro a su padre como regalo de navidad y aunque lo esperaba con ansias, jamás se cumplía su sueño.

Además le habían dicho que sería mejor que se graduara del colegio para tener uno.

Así que no le quedó otra que ser voluntaria en un refugio de animales. Solo así podía estar cerca de los perros que tanto le gustaban y no podía tener.

Entonces… conoció a Rambo, un cachorro café que se robó su corazón.

Humane Society of Stillwater

Fue amor a primera vista y no podía separarse de él. Sin embargo, tenía claro que en algún momento una familia lo adoptaría para darle amor.

Facebook @Hallee Fuqua

Pero lo que Hallee no sabía… es que sería la suya.

Una mañana su padre apareció fuera de casa con un regalo para ella. Al abrir la puerta se encontró con Rambo adornado de navidad listo para ser recibido por su nueva dueña.

Lance Fuqua

Evidentemente la chica no lo podía creer y se puso a llorar enseguida, haciendo que Rambo corriera a sus brazos a consolarla.

Desde ese momento jamás se volvieron a separar.

Lance Fuqua

Mira aquí la conmovedora escena:

Sin duda que ahora ambos serán muy felices juntos.

Puede interesarte