Por Romina Bevilacqua
23 marzo, 2015

¡Una gran victoria a favor del medio ambiente!

En Francia se toman la protección del medio ambiente en serio. No sólo se han vuelto más populares las tiendas sin desechos, sino que además han aprobado una ley que dicta que todos los edificios nuevos en zonas comerciales alrededor del país deben tener sus techos parcialmente cubiertos con plantas o paneles solares.

Los techos verdes tienen un efectos aislante que ayuda a reducir la cantidad de energía necesaria para calentar el edificio en invierno y enfriarlo en verano. Además retienen el agua de lluvia, reducen los problemas de escorrentía y favorecen a la biodiversidad y aves que necesitan anidar en la llamada “jungla urbana”.

green-roof

“Esta propuesta es un positivo paso hacia delante y una mejora concreta hacia ciudades más verdes e inteligentes”, señaló James Watson, CEO de la Asociación de la Industria Fotovoltaica Europea (European Photovoltaic Industry Association). “Hay tantos techos sin uso en nuestras ciudades y los paneles solares son la mejor solución para aprovecharlos e integrarlos al panorama urbano”, agrega.

La ley aprobada el pasado mes de marzo por el parlamento francés fue un poco más limitada que las peticiones de los activistas medioambientales quienes pedían que el techo completo de los nuevos edificios estuviera cubierto de plantas, ya que la ley sólo exige que parte del techo contenga  plantas o paneles solares. Pero de todas formas podríamos llamar a esto una victoria a favor del medio ambiente.

Puede interesarte