Por Leonardo Granadillo
23 abril, 2019

Llegó a pesar sólo 24 kg, una cifra impensada para un gran pastor alemán. A pesar de las dificultades, este pequeño fue un luchador y gracias a una fundación volvió a sonreír.

Los refugios de animales deben tener un lugar reservado en el cielo, le devuelven la vida y la esperanza a miles de pequeños en todo el mundo que estaban destinados a tener un final fatal.

Según la Sociedad Americana para la Prevención de Crueldad Animal (ASPCA por sus siglas en inglés) aproximadamente unos 6,5 millones de animales son rescatados por refugios sólo en Estados Unidos, y eso que la mayoría de estos sitios no cuentan con los recursos para mantenerlos. De esos 6,5 millones solamente adoptan a unos 3,2 millones, es decir, queda otra mitad de perros desamparados.

CGSR

Gracias a las personas que trabajan en estos sitios (repito en buena parte sin recibir nada más que amor de los animalitos a cambio) muchas vidas se salvan, como la de Posse, un pastor alemán que fue salvado por Coastal German Shepherd Rescue OC una ONG ubicada en California (Estados Unidos).

Cuando llegó pesaba sólo 24 kg, tenía heridas abiertas, la sangre le goteaba sus piernas con tan sólo 1 o 2 años de edad. Tenía infecciones bacterianas, sarna, de todo. Pero la gente de CGSR nunca perdió la esperanza. Lo llevaron al veterinario, lo cuidaron durante el tratamiento, prácticamente lo revivieron.

CGSR

«Luego conoció a una familia que cambiaría toda su vida. Ahora Posse es conocido como Presley, un chico dulce que ama a los niños, es más delgado y adora a su madre más que a cualquier otra cosa en el mundo».

CGSR en Facebook

Cada quien tiene su lugar en el mundo, pero a veces necesitamos un poco de ayuda para descubrirlo, como la tuvo este pastor alemán, Dios bendiga a todas estas fundaciones que nos permiten estos finales felices.

 

Puede interesarte