Por Romina Bevilacqua
2 enero, 2018

Lo encontraron atrapado en una fosa prácticamente petrificado.

Corría el año 2012 y un grupo de trabajadores regresaba al sitio de la construcción en la que habían estado trabajando los últimos días. El sitio había permanecido cerrado durante el fin de semana, así que cuando vieron que algo se movía dentro de una de las fosas que había quedado abierta se sorprendieron. No lograban identificar qué era lo que había allí. Era pequeño y estaba completamente cubierto de una gruesa capa de lodo. Apenas lograba moverse. ¿Sería un perro?

Los trabajadores decidieron que intentarían rescatarlo así que bajaron a la fosa y llevaron al animal hasta la superficie.

Fue allí que notaron que no se trataba de un perro, sino de un pequeño zorro curioso que había puesto su vida en peligro.

980x
South Essex Hospital

No sabían cuánto tiempo llevaba el pobre animal allí atrapado, pudo haber pasado todo el fin de semana allí en el lodo, así que lo llevaron rápidamente al hospital South Essex Wildlife, que desde 1995 han rescatado a todo tipo de animales silvestres.

Allí el pequeño zorro de sólo 4 meses de edad recibió un baño con agua caliente y por fin se quitó todo ese lodo de encima

980x-1
South Essex Hospital

Revisaron su estado de salud, lo alimentaron y le dieron agua y el pequeño al fin comprendió que estaría a salvo

980x-2
South Essex Hospital

Sue Schwar, fundadora del Hospital South Essex Wildlife, señaló que suelen tratar a muchos zorros que se ven amenazados por la presencia del hombre. «Recibimos muchos animales que han sido envenenados ilegalmente, atropellados, atrapados en redes, etc. Muchas de estas lesiones pueden ser completamente evitables», dice ella.

«Lo más probable es que este zorro estaba explorando el lugar porque la construcción lo forzó a él y su familia a buscar un nuevo hogar», continúa Schwar.

Puede interesarte