Por Elena Cortés
30 abril, 2020

“Yo no lo salvé, él me rescató a mí”, cuenta su dueña.

Molly Lichtenwalner sufre de ansiedad y a pesar de ser una joven bastante activa, feliz y apasionada, sentía que le faltaba algo. El día que vio por primera vez a su gato Otitis se enamoró profundamente de él. A pesar de ser un felino sin orejas, sordo e ignorado por muchos, ella decidió adoptarlo. Lo que nunca se esperó es que le cambiara la vida.

Todos conozcan al tiernísimo Otitis, el gatito que se quedó sin orejas a causa de quistes.

earless-cat-otitis-emotional-support-1-2
Instagram

Pasó muchísimo tiempo en soledad y totalmente ignorado por muchos en el refugio en el que vivía.

earless-cat-otitis-emotional-support-3-2
Instagram

Molly sufre de ansiedad y cuando conoció a Otitis se enamoró de él.

earless-cat-otitis-emotional-support-2-2
Instagram

Decidió adoptarlo y hoy por hoy se han vuelto totalmente inseparables. Él la ayuda a controlar sus cuadros de depresión, estrés y ataques de pánico.

earless-cat-otitis-emotional-support-4-2
Instagram

Otitis ama a su humana y ambos pasan casi todo el día juntos.

“Él es lo único que me calma”, dice Molly.

earless-cat-otitis-emotional-support-7-2
Instagram

La chica afirmó también que su gatito es su “apoyo emocional” en todo momento.

earless-cat-otitis-emotional-support-5-2
Instagram

“Él me rescató, definitivamente”.

¡Eterno amor para estos dos!

Puede interesarte