Por Diego Cid
28 marzo, 2017

¡Les hemos estado haciendo daño todo este tiempo!

Cuando visitamos una laguna en medio de la ciudad o en un lugar ligeramente urbanizado es muy normal que queramos apreciar con calma la vida que en ellas habita. Incluso algunos querrán alimentar a los patos que tranquilamente nadan para intentar hacerse amigos. Lo más probable es que, en estos casos, usen migas de pan. MAL. MUY MAL. Esta es una de las cosas que quieres evitar a toda costa si no quieres destruir todo su ecosistema.

Un usuario de Twitter se percató del fatal error y decidió compartirlo en la red social, destruyendo las infancias de muchos que nunca imaginaron el daño que podrían estar causando.

Por lo visto, el pan es el peor enemigo de los patos alrededor del mundo.

«He estado alimentando a los patos con pan todo este tiempo. Estoy avergonzada de ser un verdadero monstruo».

La fotografía narra la perspectiva de estas aves con respecto a la alimentación que reciben de parte de los transeúntes.

«Gracias por no alimentarnos con pan. El pan nos enferma, pues no contiene la nutrición apropiada ni las calorías que necesitamos para mantenernos cálidos en el invierno. El pan en descomposición contamina nuestras aguas y causa el crecimiento de un alga totalmente asquerosa, que mata a nuestros peces y nos da enfermedades. También causa que nuestra agua tenga un olor horrible».

Pero no creas que eres una persona monstruosa todo el tiempo.

Según un artículo de The Guardian, frente a la contaminación fatal que causa en el agua la presencia del pan, hay muchos otros alimentos que se pueden usar para compartir con las aves. Entre éstos se incluye el trigo, la avena, el arroz, semillas, uvas y gusanos.

Ahora ya sabes cómo evitar ser una vil criatura asesinapatos.

Puede interesarte