Por Leonardo Granadillo
18 junio, 2020

Un experimento probó que casi siempre los que menos tienen, son los primeros que asisten a los demás. Él sabe qué se siente pasar frío en la calle.

A veces vamos por las calles y por la vida muy concentrados en nuestro día a día. Creo que no es nada extraño ni incorrecto estar centrado en nuestras cosas, no obstante, también resulta importante de vez en cuando detenernos a ver nuestro alrededor, y si podemos prestar asistencia a una persona o animal en apuros, hacerlo.

Recuerdo una vez que un repartidor interrumpió su trabajo por asistir a un gran danés, pero lastimosamente no todo el mundo es así. Eso intentó probar hace ya algún tiempo –mucho antes de esta pandemia– un youtuber llamado Matt Bandeira. El joven dejó momentáneamente a un can junto a un aviso «no puedo hacerme cargo del perro, alguien tome la responsabilidad»:

YouTube: MattTV

Nadie en las calles de Estados Unidos se detenía, hasta que después de un minutos una joven leyó el mensaje, lo acarició, probablemente sintió lástima, pero después siguió. 

Más tarde un hombre sin hogar leyó detenidamente el mensaje… y siguió caminando:

YouTube: MattTV

Pero ese mismo hombre sí se devolvería, esta vez trayendo un peluche y algo de comida para el animal. Abrazándolo y asistiéndolo como nadie se atrevió a hacerlo.

“¿Tienes un nombre? ¿Estás hambriento? Debes estar muy hambriento. Encontré un poco de comida. Esto es lo que le doy a mi perro”, señala el caballero en el video.

YouTube: MattTV

El video superó con facilidad el millón de reproducciones enviándonos unas moralejas muy claras. Primero, que de nada sirve sentir lástima si no vamos a intentar hacer algo al respecto. Segundo, a veces las personas que menos dinero tienen son las más prestas a ayudar.

El hombre seguramente sabía perfectamente lo que se sentía estar en la calle pasando frío, por lo que no dudó en hacer algo al respecto. Acá el video:

Podemos aprender mucho de quien menos lo esperamos.

Puede interesarte