Por Lucas Rodríguez
17 julio, 2019

Las temperaturas pueden llegar a los 40 grados en los veranos de Chihuahua, por lo que los dueños deberán hacerse cargo de sus mascotas.

Tener una mascota no solo se trata de lo maravilloso que es convivir con una especie de osito de peluche que respira y mueve la cola cuando nos ve llegar al hogar. Es una relación que se crea tanto de recibir como de dar cariño y protección. Puede que para la mayoría de ustedes y nosotros sea algo lógico el que si tenemos a una mascota, nos debemos hacer cargo de su bienestar: de otra forma, cómo podría sentirnos bien de llamarlos y jugar con nosotros, si es que sabemos que no los hemos estado cuidando como se debe. 

Pixabay

Pero como siempre, la sociedad tienen que siempre estar tirando el freno de mano de su progreso, para hacer que las partes más lentas y estúpidas de la sociedad se pongan al día con los que ponemos de nuestra parte para que la sociedad funcione como debe. Esto incluye a esas personas que no cuidan a sus mascotas como es debido.

Por suerte, por cada persona que no se preocupa, hay otra que lo hace por él. Y muchas veces, esta segunda persona tiene más poder que la primera.

Pixabay

Así fue en el estado de Chihuahua, México. Los legisladores locales decidieron que en los calurosísimos veranos por los que pasan tanto sus personas como sus mascotas, era responsabilidad legal de los dueños el hacerse cargo de que sus perros y gatos puedan estar cómodos y no sufrir en los momentos en que las temperaturas suban incluso hasta unos infernales 40 grados. 

Pixabay

El cargo será llamado ‘irresponsabilidad’ y significará una multa de 2 mil pesos para quienes dejen a sus mascotas sin comida o agua durante las olas de calor.

Medidas como estas suelen ser solo la punta del iceberg de una serie de reformar que terminan por situar la vara con la que se juzgará la conducta de todos los dueños de mascotas del mundo, en los próximos años por venir. 

Pixabay

Junto con hacernos cargo de nuestra propia salud, las personas también debemos hacernos cargo de el bienestar del resto de los animales. Al situarnos en la cima de la cadena alimenticia, tuvimos que tomar una difícil decisión: si íbamos a ser unos tiranos o unos reyes benévolos. 

Diego Delso

La mayoría de nosotros decidió la segunda opción, pero también debemos hacernos cargo de los que no lo dicen, pero asumieron la primera opción. Además de que nuestros pobres perritos deben lidiar con el calor, llevando esos abrigos de piel por los que los queremos tanto. 

Puede interesarte