Por Lucas Rodríguez
15 julio, 2021

El video evidenció el cariño que el minino le demostró a la pequeña hija de sus dueños. Iba a encargarse de que no la molestaran en las pesadillas.

Los fanáticos de los perros siempre van a recurrir a las mismas técnicas para apoyar su tesis de que los gatos nunca van a llegar a ser mascotas tan buenas como sus queridos caninos. La más común es decir que los gatos realmente no tienen interés en sus dueños: simplemente los ven como una fuente de comida, refugio y ocasionales cariños. Pero quienes suelen decir esto, muchas veces no han convivido con un tierno y cariñoso gatito. 

Muchos dueños de gatos pueden atestiguar a que algunas de estas bellas criaturas pueden llegar a ser fieles y cariñosas mascotas.

Facebook: ilovecat.com.br

Evidencia de ello llegó en un video compartido por el Facebook Eu Amo Gatos. En él se puede ver una escena muy tierna, de una niña abrazada a su gatito. Es difícil concluir algo distinto de que el felino la estaba abrazando de regreso, demostrándole que el cariño que ella le demuestra era completamente recíproco. 

Conocer un poco más del trasfondo del video solo sirve para hacerlo más tierno.

Facebook: ilovecat.com.br

Resulta que los padres de la bebé tuvieron que salir por un momento de la habitación, dejando a su bebita sola en la cuna. El único que se quedó también fue el gato de la familia, quien estaba recostado en un rincón, preocupándose de sus propios asuntos. 

Al regresar, encontraron por suerte a su bebé donde mismo. No hay peor terror para un padre que la posibilidad de que al irse, su adorado bebé hubiera desaparecido o se encontrara en una posición peligrosa. Pero no solo estaba la chica en su lugar, sino que cuidándola desde cerca, estaba nada menos que el gatito de la familia. 

Facebook: ilovecat.com.br

La confianza que les emanó ver al minino al lado de su chica, les hizo darse cuenta que habían elegido a la mascota ideal para compartir su hogar.

Facebook: ilovecat.com.br

Quienes saben más de gatos, señalan que a pesar de que estos tienden a ser más ariscos y distantes, si se les cría de la manera correcta pueden ser muy afectuosos y considerados compañeros de vida. La clave está en tomarlos en brazo desde pequeños y acostumbrarlos al contacto con las personas.

Aunque todo indica que esta pareja no habían sometido a su minino a ningún entrenamiento previo en el cuidado de bebés. Este gato en particular llevaba esa gracia en su sangre. 

Puede interesarte