Por Antonio Rosselot
6 diciembre, 2019

Ese día en Coachella (EE.UU) había 35ºC, y de no ser por un mendigo que los encontró sin querer, los pequeños perritos se hubiesen deshidratado en breve. La mujer que los abandonó fue arrestada y enfrenta 7 cargos por maltrato animal.

En la historia que les contaremos a continuación, tenemos todas las emociones en un solo relato: pena, dolor, esperanza y felicidad.

Hace unos meses, un indigente de la zona de Coachella (California, EE.UU), de quien aún no sabemos el nombre, estaba recogiendo botellas de plástico de un basurero para reciclarlas cuando, de pronto, se encontró con una bolsa amarrada llena de cachorritos de perro recién nacidos.

ABC7

Los quitó de la bolsa y los dejó a plena vista de NAPA Auto Parts, una tienda de partes de automóvil ubicada en el sector. Un cliente de la tienda los vio e inmediatamente los metió dentro de la tienda, donde el personal pensó rápidamente en una solución y se hizo cargo del tema. 

«El basurero está a un costado de nuestra tienda, nadie va para allá. Si no fuese por ese hombre indigente hurgando en la basura minutos después, no habrían encontrado a los cachorros. Se podrían haber muerto fácilmente, había cerca de 35ºC ese día. Pasaron por lo menos una media hora atrapados dentro de esa bolsa».

Jazzy Espino, de NAPA Auto Parts, al Daily Mail

Riverside County Animal Services

Jazzy cuenta que apenas supieron de los cachorros, los pusieron dentro de una caja y los llevaron adentro de la tienda. Estaban mojados de sudor por el intenso calor que hacía, además de morder y llorar de hambre. Llamaron a una protectora animal para que se los llevaran y, mientras llegaban, uno de los colegas de Jazzy compró un poco de fórmula de cachorros para alimentarlos en ese rato.

«Estábamos preocupados de que fueran a eutanasiar a los perritos, así que les dijimos que preferíamos cuidarlos nosotros en vez. De todos modos, nos aseguraron de que serían llevados a un refugio y puestos en adopción. Seremos los primeros en saber cuando eso pase».

Jazzy Espino, de NAPA Auto Parts, al Daily Mail

Riverside County Animal Services

Ahora, sólo quedaba determinar quién había sido la persona desalmada que dejó a estos cachorritos en la basura. La gente de NAPA Auto Parts revisó las cámaras de seguridad y vieron que, unos 15 minutos antes de que pasara el indigente, una mujer apareció en un jeep, revisó los basureros y simplemente tiró la bolsa con los perritos dentro de uno de ellos. 

Riverside County Animal Services

Esa mujer resultó llamarse Deborah Sue Culwell (54), quien fue arrestada en su casa luego de la revisión del material de las cámaras. Culwell puede afrontar hasta siete cargos por el delito de maltrato animal y derivados, ya que en su casa tenía a otros 38 (??!!??!) perros, los que debieron ser llevados a un refugio en Thousand Palms (California) para asegurarse de que estuvieran bien alimentados y cuidados.

Riverside County Animal Services

«No hay excusa para justificar el botar a los cachorros, especialmente en los tiempos de hoy, donde tanto nosotros como otros refugios están dispuestos a encontrar un hogar definitivo o de acogida para estos animales. Este fue un acto vergonzoso».

Comandante Chris Mayer, del Servicio Animal del Condado de Riverside, al Daily Mail

Riverside County Department of Animal Services

Los perritos están hoy en una protectora animal de Orange County, y están recuperando satisfactoriamente. Pero si no se hubiesen alineado los astros para su rescate, probablemente la historia sería distinta…

Puede interesarte