Por Josefa Velasco
20 mayo, 2020

Entre los regalos que trae como ofrenda para los humanos, encontramos corales, conchas, madera y hasta botellas antiguas varadas en el fondo del mar.

A pesar del sin fin de estudios realizados a delfines los investigadores siguen creyendo que el total de su capacidad cognitiva sigue siendo un misterio, ya que aún no se ha logrado establecer el límite de su inteligencia. Sin embargo, sabemos que se trata de un animal sumamente sabio con capacidades realmente asombrosas, el cerebro de los delfines en proporción a su tamaño corporal, es uno de los más grandes del reino animal, además de poseer una estructura compleja, las cuales en comparación al humano, podrían tener relación con habilidades sociales y la empatía.

Barnacles Cafe & Dolphin Feeding

Así mismo lo ha demostrado un simpático delfín jorobado apodado ‘Mystique’, este inteligente macho de 29 años de edad tiene el increíble hábito de traer a los visitantes tesoros que encuentra en el fondo del océano, para conseguir a cambio algo de comida.

Mystique se ha convertido en una total atracción turística en Barnacles Café y el centro de alimentación de delfines en la costa de Cooloola, Queensland, en Australia, por lo que los visitantes acuden en masa a ver la increíble habilidad del mamífero y para conocer la colección de tesoros que trae hasta la orilla.

En cuanto a la habilidad del delfín, el comedero voluntario Lyn McPherson le dijo a ABC que Mystique había desarrollado el generoso hábito, sin ni una capacitación previa, pero una vez que se le hizo costumbre lo recompensaban con un sabroso pescado por su amabilidad.

Entre los tesoros que ofrece, se pueden encontrar corales, conchas, madera y hasta botellas antiguas varadas en el fondo del mar que equilibra perfectamente en su pico para llevarlas hasta la orilla, el personal de Barnacles Café cree que Mystique tiene una colección de regalos escondida en alguna parte del océano, ya que puede llevar hasta 10 artículos a la costa (uno tras otro) en un solo día.

Barnacles Cafe & Dolphin Feeding

Se mete debajo y lo suelta demasiado lejos, le decimos» vamos, eso no es lo suficientemente bueno, entonces se mete debajo y nos lo trae», explicaron desde el comedero. Mystique es uno de los siete delfines pertenecientes a su manada, pero de todos ellos el es el único que busca regalos para los humanos, sin embargo habitualmente lo acompaña otro delfín macho, que intenta recibir golosinas sacando provecho de las habilidades de su compañero. 

Este centro de Tin Can Bay fue fundado a comienzos de la década de 1950, luego de que apareciera en la orilla de la costa un delfín herido, los lugareños lo salvaron, cuidaron y alimentaron hasta que volvió a recobrar sus fuerzas, y regresó a la bahía.

Barnacles Cafe & Dolphin Feeding

Luego de este suceso creyeron que jamás volverían a ver a ese delfín, pero el agradecido mamífero volvió con toda su manada, incluidos en ellas Mystique y su madre en 1991, y desde esa fecha que han seguido frecuentando el centro y sus alrededores.

Es impresionante como la naturaleza nos puede sorprender constantemente y mucho más que eso, también nos enseña de bondad, de empatía y de unión, intentando hacernos ver que si todos juntos nos cuidamos y respetamos, podemos hacer de este mundo, un mundo mucho mejor.

Puede interesarte