Por Daniela Morano
6 agosto, 2019

No podían moverse y de a poco se asfixiaron. ¿Qué más habrá que mostrarle a las personas para que tomen consciencia? ¿No será esto suficiente?

Cada vez con más frecuencia debemos leer y ver noticias relacionadas al cambio climático y el maltrato animal. La crueldad hacia los animales no es ninguna novedad, pero con el fácil acceso a tanta información es imposible ignorar lo mal que lo están pasando por culpa del ser humano. Y lamentablemente la historia se repite una y otra vez.

James Barnett, un veterinario marino, compartió tristes imágenes de un delfín y una foca enredados en redes de pesca que han quedado flotando en el mar. Estas son olvidadas por los pescadores, quienes no consideran el daño que provocan en los animales que por ahí viven.

Barnett descubrió al delfín el 2017 en la costa de Cornwall, Inglaterra pero recién decidió compartir las imágenes ahora debido al mal momento que atravesamos como planeta y seres vivientes en él.

James Barnett

«No nos damos cuenta del problema que son los microplásticos aún. No tenemos idea de la cantidad de ellos que hay. No podemos determinar el impacto que tienen sobre la salud de los animales. Creo que es algo que va más allá de cualquier estudio que se haga en los próximos años», dijo a LADbible.

Y es que a pesar del intento por documentar su impacto, las partículas son tan pequeñas que es casi imposible determinar qué tanto plástico hay en el océano. Incluso está en nuestros cuerpos, pues los mismos peces que matamos se han alimentado de la basura en el mar.

La foca, por su lado,  se encontraba enredada en 35 kilos de redes. «Es el peor caso que he visto en mi vida. No hemos encontrado mucha evidencia de plástico en las focas. Son animales muy curiosos e investigan las redes flotando cerca de ellas sin saber lo que ocurrirá».

James Barnett

Por mucho que se hable del tema, esto sigue ocurriendo a manos de personas descuidadas y sin respeto por el lugar donde viven. ¿Qué será necesario para detener esto?

Puede interesarte