Por Catalina Maldonado
14 abril, 2020

Debido a la falta de turistas por la cuarentena, diferentes animales han decidido volver a disfrutar de las playas y aguas cristalinas con total libertad.

En todo el mundo hemos visto como los animales han decidido que es hora de volver a aquellos lugares en los que alguna vez transitaron libremente, luego de que los humanos llegáramos a invadirlos. Playas, cerros o incluso centros de ciudades han sido centro de reunión de diversas especies.

Ahora un nuevo avistamiento de diferentes animales nos vuelve a sorprender, luego de que varias especies fueran fotografiadas en las playas de la zona hotelera de Holbox, que esta bordeado por la Reserva Natural Protegida de Yum Balam y uno de los lugares favoritos de los turistas.

CNN

El paradisíaco destino se encuentra ubicado en México, y a pesar de que hace un tiempo han dejado de funcionar producto del coronavirus, han tenido nuevas visitas a sus elegantes complejos hoteleros: los animales están disfrutando sus instalaciones. 

Por ejemplo se ha visto a mantarrayas gigantes a las orillas de Punta Cotos, que claramente no se pueden acercar si hay turistas bañándose.

National Geographic

Lo mismo ocurre con el arribo de tortugas carey, siendo una de las llegadas más importantes.

National Geographic

Otros animales como los delfines han decidido que es momento de recuperar lo que es suyo, y han aprovechado de nadar por las cristalinas aguas de Holbox.

National Geographic

Además, esta isla en el estado de Quintana Roo, siempre ha sido un santuario de aves, donde flamencos, garzas y diversas aves migratorias, ahora han aprovechado de descansar entre sus manglares y áreas someras, sin miedo a ser espantadas por humanos.

National Geographic

Otros adorables animales que se han observado recorriendo las instalaciones es una familia de mapaches que camina por los hoteles vacíos. Ellos son los verdaderos anfitriones de la zona. 

National Geographic

El confinamiento ha dado vía libre a los animales, que disfrutan de la calma, y los humanos nos hemos tomado más tiempo para observar este tipo de escenas y comenzar a plantearnos lugares que en el algún momento fueron de diferentes especies.

Por ejemplo, en los primeros días de cuarentena por la pandemia de coronavirus, habitantes de grandes ciudades han descubierto que su lugar, fue también el de animales. Se vieron jabalíes en Barcelona o un puma silvestre caminando libremente por las calles vacías de Santiago de Chile.

En algo estamos de acuerdo: sin humanos, los animales han sentido la confianza de ser libres.

Puede interesarte