Por Raúl Cobo
15 junio, 2017

Estaba encerrado en un día extremadamente caluroso.

Como casi todos los grandes héroes, el hombre del que hablaremos nunca fue identificado; él simplemente hizo su tarea y se fue entre la multitud, intentando pasar desapercibido luego de rescatar a un pequeño perro de morir ahogado al interior de un vehículo. Si ustedes, por esas casualidades de la vida, saben quién es este nombre, díganlo, ya que cada día quedan menos como él.

Un sábado, la temperatura en Grand Bend, Ontario (EE.UU), bordeaba los 30 grados celsius. Pero pese al agobiante calor, igual se celebraba un popular festival de música. Todo parecía tranquilo hasta que de pronto el locutor interrumpió el evento para mencionar que había un pequeño perro ladrando con angustia al interior de un coche que se encontraba completamente cerrado. La idea del locutor era solicitar la presencia del dueño del auto, pero nadie apareció.

La multitud se reunió en torno al coche, un BMW negro, pero sin respuesta alguna; ellos solo se limitaban a observar la angustia sufrida por el pobre cachorro sin hacer mucho.

Fue entonces cuando, de la nada, emergió nuestro héroe: éste comenzó a buscar piedras grandes por el sector para lanzarlas contra la ventana del auto y así poder liberar al cachorro.

980x-1
WILL COSTA

Lanzó la roca contra la ventana, pero le tomó un par de intentos poder quebrarla en medio de un coro de gritos

980x-2
WILL COSTA

Finalmente, y tras 50 minutos de angustia, el cachorro pudo salir entre las ventanas del auto y pudo abrirse paso entre la expectante multitud.

980x-3
WILL COSTA

 

Los propietarios del auto se presentaron 50 minutos más tarde. Y esa que ven allí, es la dueña del perrito rescatado.

980x-4
WILL COSTA

 

No siempre se necesita una gran roca para salvar la vida de un perro. Pero de igual forma, estamos contentos de que este hombre haya encontrado la manera de salvarlo. Por otro lado, dejar a tu mascota en un automóvil estacionado NO está bien, sobre todo con temperaturas tan altas. 

Puede interesarte