Por Leonardo Granadillo
4 septiembre, 2020

“A los oficiales se les dijo que el perro había sido dejado en el asiento del pasajero trasero del vehículo, pero se subió al maletero”, comentó una fuente policial. Sin embargo, la evidencia mostró lo contrario.

La tenencia de una mascota amerita responsabilidad, es algo que ya hemos comentado y que creo no necesita mayor explicación. No obstante, nos seguimos enterando de casos en los que gatos, perros y todo tipo de animales que viven en hogares, son tratados de formas que no merecen. Ejemplo de ello lo sucedido en Hong Kong China, donde un sujeto fue grabado mientras trasladaba a un perro con la cabeza peligrosamente extendida fuera del maletero de su auto.

Si bien el animal afortunadamente no se le encontraron heridas visibles, el riesgo que representa este tipo de viajes al existir la posibilidad de un cierre abrupto de la cajuela, es altísimo. El hecho comenzó como una denuncia en redes sociales y posteriormente al tenerse la placa del vehículo, culminó en arresto.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Los detectives de la brigada contra el crimen de Wong Tai Sin identificaron con facilidad el automóvil, el cual se trasladaba por la carretera de Hiram, no muy lejos de la aldea de pescadores de Pak Sha Wan en Sai Kung.

Al día siguiente en la mañana los agentes detuvieron al hombre durante una redada, allí se encontraba el perro, el cual fue trasladado a la Sociedad de Prevención de la Crueldad contra los Animales (SPCA).

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

“A los oficiales se les dijo que el perro había sido dejado en el asiento del pasajero trasero del vehículo, pero se subió al maletero”, comentó una fuente policial.

Días más tarde el sospechoso salió en libertad bajo fianza, eso sí, deberá presentarse el próximo mes para terminar de decidir su caso. Recordemos que en Hong Kong la crueldad animal es castigada con una pena máxima de tres años de cárcel y multas de hasta de 25.800 dólares americanos.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Será cuestión de esperar la continuación de la investigación y cruzar los dedos para que el dueño pague por lo hecho.

Puede interesarte