El horripilante artefacto en su boca lo deben cargar todo el día para encontrar los preciados hongos sin comerlos. Suelen vivir en diminutas jaulas, no los pasean, sólo los sacan a trabajar.

Si bien se desconocen bastantes detalles de la situación, una imagen se comenzó a compartir en redes sociales, es la foto de un perro que al parecer vino con una labor al mundo muy diferente a la de la mayoría, sólo debe trabajar para su dueño.

La época de esclavitud quedó a un lado pero todavía hay algunos que se empeñan en tratar como menos a los otros seres vivos, la codicia es mayor a cualquier sentimiento, al menos para los más crueles.

Si bien desconocemos el origen de la imagen la cual ya está siendo investigada, se nota el sufrimiento en el rostro del animal. Sabemos que en países como Albania, un kilo de trufas ronda los 50 euros (56 dólares americanos) y que el sueldo mínimo es de unos 400 euros (448 dólares americanos).

Es decir, un lucro más que interesante para los dueños de criaderos que no están teniendo las restricciones pertinentes en casi ningún lugar del mundo. Para muchos este alimento es llamado “el oro negro” y los perros en este caso, serían sólo los cazadores.

Facebook: Aurea Escobedo

El mercado es tan cruel, que según la AFP una mujer albanesa de 68 años que cuidaba muy bien a sus mascotas, confesó haber dejado el negocio después de que personas que la consideraban “competencia” le envenenaran a sus dos canes.

AFP

Además, se está deteriorando al medio ambiente con la búsqueda descontrolada en los bosques. Se estima que un perrito caza-trufas en Albania puede llegar a valer hasta 4000 euros (4488 dólares), es decir, valen muchísimo dinero y verdaderamente son una impresora de billetes para quienes están en el negocio.

AFP

Si no me gustaba la trufa, ahora menos la comeré.

 

Puede interesarte