Por Luis Lizama
22 junio, 2020

Se hizo justicia: La policía llegó hasta su casa para quitarle todos los animales y poner una denuncia en su contra. “Me pareció un juego”, dijo ella, pidiendo perdón.

Recomendamos discreción con las imágenes, pueden herir la sensibilidad de las personas. Lamentablemente el maltrato animal es un mal difícil de erradicar. Está normalizado, como si no tuviesen sentimientos, como si no importaran. Pero ya no más, los tiempos han cambiado para mejor y ahora nadie está impune. Hay justicia para los animales.

En Colombia denunciaron a esta mujer a través de redes sociales, por torturar a un pequeño gato bebé. Lo sostiene de una oreja, mientras canta y lo hace “bailar” de dolor. Se ríen y se burlan del animal, como si fuese un juguete. Por fortuna, la policía colombiana llegó hasta su casa y le quitó los gatitos, para poner una denuncia en su contra.

Ella se mostró profundamente arrepentida, ahora que miles de personas la  recriminaron. “Me pareció un juego”, argumenta Marleny, la maltratadora.

Captura de pantalla (Facebook Bravisima Cali)

Para ver el video puedes hacer click aquí, pero recomendamos suma discreción, pues las imágenes son sensibles. 

El caso se hizo mediático en Colombia, generando indignación en las personas que recriminaron fuertemente a Marleny. La presión fue tal, que inmediatamente la Policía Ambiental colombiana llegó hasta la casa de la mujer para tomar acciones.

Captura de pantalla (Facebook Bravisima Cali)

Según reportaron los oficiales encargados del procedimiento, el delito de maltrato fue cometido más por desconocimiento e ignorancia que por hacer daño. 

“Estas acciones no pueden volver a suceder, en Acacias, en el Meta, en el mundo. Lo más importante es que ellos ya entendieron que se les debe dar (a los animales) el debido manejo. Creo, cero maltrato animal”.

Recalcó el oficial Julio Navarro a medios locales.

Captura de pantalla (Facebook Bravisima Cali)

La mujer se mostró profundamente arrepentida, pidiendo perdón a todos quienes se sintieron afectados, abogando por su inocencia y porque fue un simple juego que no se repetirá.

Al menos entendió.

Captura de pantalla (Facebook Bravisima Cali)

Las imágenes hablan por sí solas. Fue un acto de crueldad, producto de la ignorancia y marginalidad. Los gatitos fueron rescatados y puestos en un refugio, a la espera de ser adoptados.

Marleny entendió que no se debe maltratar a un animal y esperamos que esto le sirva de lección. Si ella pudo entenderlo, todos podemos. De momento la justicia todavía no se pronuncia respecto a su caso, pero posiblemente venga con sanciones importantes. Ya no sale gratis.

Puede interesarte