Por Augusto Catoia
12 febrero, 2018

Científicos descubrieron que el aumento de las temperaturas en los polos libera una sustancia que puede matar seres humanos.

Muchas veces, cuando vemos fotos o mensajes contra el calentamiento global, surge un oso polar sobre un pequeño pedazo de hielo que está derritiéndose o algo así. Pero, a cada día que pasa, nuevos descubrimientos científicos muestran que el derretimiento de hielos en el Ártico es un problema mucho más grave.

Y el último hallazgo parece ser el más serio hasta ahora.

AFP

Según una investigación realizada por académicos de la Universidad de Colorado, entre el hielo de los polos habría una gran cantidad de mercurio – elemento químico que, en cantidades excesivas, puede provocar serias intoxicaciones en los seres humanos.

¿Y de cuánto estamos hablando aquí? Según el estudio, publicado en la revista académica Geophysical Research Letters, habría entre el hielo alrededor de 15 millones de galones de este elemento que pueden ser liberados si el hielo se derrite. Eso es al menos el doble de lo que hay en la atmósfera.

AFP

Y tal como ejemplificó AFP, cuando niños entran en contacto con este elemento, puede verse perjudicado el desarrollo de funciones como la memoria, el lenguaje, las habilidades motoras y la visión.

A los adultos, por su parte, el contacto excesivo con ese elemento puede afectar su sistema inmune y reproductor.

AFP

Y lo peor de todo es que según Kevin Schaefer, coautor de la investigación, “lo que pasa en el Ártico no se queda en el Ártico. Eventualmente se va a dispersar por la Tierra. Se moverá por todas partes”.

AFP

Ahora, la necesidad de que el Ártico se mantenga en buenas condiciones climáticas es más que fundamental. Tanto para ese ecosistema como para nosotros.

Te puede interesar