Por Luis Aranguren
2 septiembre, 2019

Aunque no se ha determinado si ha sido la caza, el cambio climático o la llegada de una nueva especie, hay una cosa clara y es que los culpables son los humanos.

Ciudad del Cabo, en Sudáfrica es un lugar lleno de una cantidad maravillosa de especies. El clima y los espacios son perfectos para que habiten en él, pero en el mar se ha dejado de avistar a uno de los más importantes y esperados del lugar.

Los que ahí habitan saben que es un lugar habitual para el tiburón blanco, pero las aguas se han hecho tranquilas últimamente lo que ha encendido la alarmas en los biólogos del lugar.

Jarka Post

Según Shark Spotter, los tiburones han desaparecido «por completo» de la costa de False Bay en los últimos 18 meses. Algo que difiere drásticamente con lo visto entre 2010 y 2016 donde aproximadamente se lograban ver 200 tiburones por año.

En el 2018 solo se lograron ver 50 y en lo que va del 2019 no se ha logrado ver uno alrededor de los 28 kilómetros de ancho que tiene False Bay.

«Shark Spotters ha registrado una disminución significativa en la actividad del tiburón blanco tanto a lo largo de la costa como en Seal Island en los últimos dos años».

Shark Spotters

Shark Zone

Ellos se encargan de la investigación, seguridad y control de caza de tiburones en toda Ciudad del Cabo, pero este año no ha habido nada que proteger porque ninguno ha llegado. Su ausencia genera un efecto negativo en el ecosistema del área.

Su presencia inhibe el desarrollo de los depredadores más pequeños además de disminuir la cantidad de presas que habitan en el mar. Aunque aún no se conocen los motivos de su desaparición se le atribuye a un grupo de orcas que llegaron a la bahía.

«Si bien la razón exacta de esto no está clara, la llegada de un ecotipo específico de Orca que es anterior a los tiburones parece haber tenido un efecto significativo en la distribución de tiburones blancos en nuestra área».

-Shark Spotters

Trip Advisor

Por su tamaño pueden hacer que el tiburón huya pero específicamente no se tiene la certeza, también existe la teoría de que la temperatura del agua haya cambiado y no sea propicia para la especie.

Por ahora el equipo se ha tomado la tarea de hacer una investigación ardua y completa sobre la situación de la Ciudad del Cabo, pero si de algo están seguros es que la humanidad tiene parte de la culpa sobre esa situación.

Puede interesarte