Por Catalina Grez
27 noviembre, 2015

A eso lo llamo una hora de té salvaje.

Era un día muy caluroso en el distrito de Firozabad en India, una familia se encontraba descansando pacíficamente en su hogar mientras pasaban juntos la ola de calor. Estaban reposando después de haber almorzado contundentemente, cuando uno de los integrantes se levantó para ir a otra habitación de la casa.

Mientras todos seguían en un estado muy pacífico, se escuchó un horrible grito que retumbó en todas las paredes.

Instantáneamente, en el Departamento de Bosques el teléfono comenzó a sonar insistentemente. Detrás de la línea estaba uno de los familias con una voz histérica que no dejaba de gritar lo que estaba sucediendo: un leopardo macho se encontraba al interior de su hogar. 

El pánico se hizo presente en la organización porque sabían que el tiempo corría deprisa y necesitaban ayudar a los vecinos para evitar que alguien saliera herido. Fue en ese momento que decidieron contactar a Wildlife SOS, un organismo que se especializa en el cuidado de animales salvajes para que los auxiliaran. Inmediatamente se prepararon y llegaron lo más rápido posible al lugar del acontecimiento.

Para ver al leopardo sin tener que arriesgar la vida de los rescatistas, hicieron un agujero en la pared de la casa empujando un viejo ladrillo. Así tendrían una especie de túnel para ver qué hacía la criatura.

Captura-de-pantalla-2015-11-26-a-las-14.52.13
Wildlife SOS

«La habitación estaba asegurada y el equipo comenzó a trabajar controlando a las personas que se habían reunido».

Dr. Ilayaraja, veterinario de Wildlife SOS

La situación era difícil y se estaba tornando peligrosa, debían sacar al leopardo de allí. Eran momentos de tensión en el aire pero el veterinario Arun A. Sha tuvo una idea increíble: dispararle por el agujero un dardo tranquilizante. Sin querer hacerle daño al animal, tenían que dormirlo: así sería más fácil moverlo del lugar y nadie saldría herido.

Después de lanzar el dardo, el leopardo quedó inconsciente y fue el momento perfecto para que el equipo entrara y asegurara el perímetro.

Captura-de-pantalla-2015-11-26-a-las-15.03.01
Wildlife SOS

Ya dentro de la casa, Wildlife SOS aprovechó la instancia para revisar al leopardo, necesitaban saber si su salud no había corrido peligro y si se encontraba estable. Decidieron tomarse su tiempo para examinarlo, pero descubrieron que todos sus signos vitales estaban perfectamente. No fue necesario administrarle medicina o más calmantes, la misión por fin se estaba terminando.

Luego de investigarlo, tuvieron que levantarlo muy despacio y entre muchas personas para llevarlo al vehículo de rescate que tenía preparado la organización. Como todavía no estaban listos para soltarlo, decidieron llevarlo al santuario para asegurarse que estuviese realmente estable, pero no pasará mucho tiempo allí porque será liberado en su hábitat natural cuando terminen los exámenes.

Estoy segura que ahora cerrarán las puertas de su hogar para asegurarse que nunca más llegue otro invitado no deseado en la mitad de la comida.

Puede interesarte