El destino le tenía guardado algo mucho más grande.

Emma era sólo un bebé cuando fue golpeada por un coche en Utah, Estados Unidos, justo fuera de rancho de ganado donde estaba siendo criada para el consumo humano. La pequeña fue dejada a un lado de la carretera sin el más mínimo remordimiento y esperando un final muy triste.

Pero por esas cosas del destino, la suerte estuvo de su parte y con creces. Una persona que pasó por el lugar, vio a Emma y alertó a los voluntarios de un santuario de animales de granja. Estos últimos corrieron en su rescate y tras darle medicina para el dolor y detener la infección, la llevaron a un hospital veterinario en California, donde tuvieron finalmente que amputarle una pata trasera. 

Emma es toda una luchadora según la directora del Santuario de Animales de Granja, Susie Coston. «Estos individuos de la industria agrícola sólo piensan en dinero, y al ver que esta ternera necesitaría tratamiento para volver a caminar, es que prefirieron dejarla abandonada como si se tratase de una bolsa de plástico al costado de la carretera», agregó en una entrevista a The Dodo.

980x-9

Es muy común que las vacas salgan heridas o mueran a causa de los accidentes automovilísticos, según explicó el santuario. Todo esto porque es más costoso para los granjeros el construir rejas de mejor calidad que el perder unos cuantos animales al año. Sin embargo, todo este vuelco del destino para Emma, que casi la mata y que luego la dejó con tres patas, fue por impresionante que parezca, la solución a muchos otros problemas. Ahora podrá vivir en libertad y rodeada de amor, a diferencia de la mayoría de sus compañeros que deben producir leche y convertirse en carne a la parrilla a largo plazo. «Como santuario, prometemos que esta pequeña volverá a caminar sin problemas y que recibirá todo el amor que merece«, finalizó Coston.

Puedes ver la galería de fotos de su rescate a continuación:

980x-7 980x-6 980x-4 980x-3 980x-2 980x-1980x

Puede interesarte