Pocas criaturas marinas son tan fascinantes como las medusas. Su silueta bizarra y hermosa, haciendo ondulaciones al ritmo del océano, sus tentáculos siguiéndole por detrás. Aunque todavía los tomamos por errantes lánguidos que simplemente siguen la corriente, nuevas investigaciones revelan algo completamente diferente. No es que tengan literalmente superpoderes, pero tienen habilidades que nunca hubiésemos pensado.

Científicos de la Universidad Deakin en Australia han descubierto que una especie, la medusa barril, tiene un habilidad notable no sólo para detectar la dirección de las corrientes marítimas, sino también para nadar fuertemente contra ellas.

jellyfish-superpower.jpg.662x0_q100_crop-scale

“Detectar las corrientes marítimas sin puntos fijos de referencia se cree algo cercano a lo imposible y no es visto, por ejemplo, en muchos vertebrados migrantes incluyendo aves y tortugas», dice Graeme Hays de la Universidad Deakin. “Las medusas no son sólo bolsas de gelatina errando pasivamente por el océano, son increíblemente avanzadas en sus habilidades de orientación”.

medusa2--478x270

El equipo recolectó datos, rastreando los movimientos de las medusas y el caudal de corrientes marítimas, y descubrió que son capaces de nadar activamente en contra la corriente en respuesta a la deriva. Los descubrimientos ayudan a explicar también, cómo las medusas pueden reunirse en grupos de millones por largos períodos, para procrear.

Medusas-violetas

No está claro aún, cómo las medusas saben dónde ir, dice la investigación. Pero es posible que sean capaces de detectar tensiones de las corrientes a través de su superficie corporal. Alternativamente, podrían ser capaces de resolver la dirección de la corriente usando señales como el campo magnético de la tierra o infrasonido.

j0760

Sin importar cómo lo hacen, es alentador saber que las medusas son más, que solo nebulosamente hermosas, e inspiran para seguir investigando a futuro, las maravillas de estas criaturas.

Visto en: Tree Hugger

Puede interesarte