Por Camila Londoño
28 julio, 2016

Sólo habla cuando está cerca de ellos.

Jordan, una mujer de 22 años, tiene muchas dificultades a la hora de expresarse verbalmente y desde hace 10 años fue diagnosticada con autismo. Durante todo este tiempo, Jordan no ha podido comunicarse con el mundo como lo haríamos todos nosotros, pero ahora encontró su voz. En 2006, ella llegó a una organización llamada Mychal’s Learning Place que ofrece servicios a niños y adultos con incapacidades de desarrollo como el autismo. 

Adopt and Shop, una tienda y refugio animal trabaja de la mano con la organización.

De esta forma, voluntarios de Mychal’s pueden trabajar cerca de muchos animales. Tal como lo hace Jordan. Cuando ella empezó a trabajar como voluntaria en Adopt and Shop, el equipo de la organización descubrió que los gatos, especialmente los de color negro, eran terapéuticos para ella.

980x-4
PAWsitive
980x-3
PAWsitive

Esta interacción no sólo era buena para los gatos, para ella era y sigue siendo la forma perfecta de socializar y recibir la estimulación que necesita para comunicarse más.

“Primero descubrimos su amor por los gatos cuando empezó a dibujar gatos negros”

-Alicia Galindo- De Mychal’s.

Captura de pantalla 2016-07-26 a las 10.45.33 a.m.
PAWsitive

Según comenta Alicia Galindo, sus habilidades comunicativas han mejorando y siguen mejorando gracias a este encuentro con los gatos.

Por eso, nunca le han negado la posibilidad de estar cerca de ellos. 

“Jordan es mucho más feliz cuando sabe que visitará a los gatos. Sus habilidades verbales han mejorado mucho. Cuando ella está rodeada de gatos ama hablar con ellos”.

-Alicia Galindo- De Mychal’s.

Ella no sólo es feliz con ellos, Jordan encontró su voz a través de estas increíbles criaturas.

Pasó de ser completamente no verbal, a hablar con ellos, de ellos y sobre ellos.

Los animales siempre serán la mejor receta. 

Puede interesarte