Por Alejandro Basulto
15 enero, 2020

Tiene 100 años y el servicio de Parques Nacionales de Galápagos cree que este ejemplar es el patriarca de alrededor del 40% de la población de su especie.

Las tortugas gigantes de las Islas Galápagos estuvieron realmente muy cerca de extinguirse. Llegaron a ser solo dos machos y 12 hembras los ejemplares vivos de su especie. E increíblemente, contra muchos pronósticos se salvaron. Y todo gracias a una tortuga mujeriega y buena para tener relaciones sexuales. Ya que sin ella, y sin toda la descendencia que ha dejado, tal vez hablaríamos de estas tortugas en pasado.

EPA

Ya que estos gigantes reptiles, sino no fuera por el «sacrifico» de Diego, hoy muy posiblemente no existirían. Debido a que esta tortuga macho de 100 años de vida, ha sido sindicada como una de las razones de la supervivencia de su especie.

Viviendo bajo el cuidado de los humanos y contando periódicamente con las visitas de fértiles hembras, este ejemplar masculino de la especie logró tener una descendencia de aproximadamente 800 crías.

CNN

Una cifra increíble, y más aún si se compara con solo los 14 ejemplares que habían cuando inició esta campaña de promiscuidad. Terminó siendo un éxito rotundo. Ya que actualmente la población de tortugas gigantes de la Isla Galápagos es de aproximadamente 2.000 ejemplares, creyendo los encargados del Servicio de Parques Nacionales de Galápagos, que Diego es el patriarca de alrededor del 40% de esa población.

EPA

Y tras haberse graduado como héroe y cono honores, llegó la hora de jubilarse. Por lo que la tortuga Diego será puesta en libertad, retirándose de la vida Playboy, para estar de vuelta en la naturaleza, que es donde se siente más cómodo.

«Ha contribuido con un gran porcentaje al linaje que estamos regresando a Española (…) Hay un sentimiento de felicidad al tener la posibilidad de devolver esa tortuga a su estado natural (…) Se han devuelto unas 1.800 tortugas a España y ahora con reproducción natural tenemos aproximadamente 2.000 tortugas (…) Esto demuestra que pueden crecer, pueden reproducirse, pueden desarrollarse»

– declaró el director del parque, Jorge Carrión, a la AFP.

De las 15 tortugas que ayudaron a salvar la especie participando de este programa de crianza, ninguna jugó un papel tan fundamental como Diego.

Puede interesarte