Por Antonio Rosselot
23 febrero, 2021

Estos ejemplares fueron rescatados y rehabilitados por la organización Borneo Orangutan Survival (BOS), en Indonesia. Su liberación fue la primera hecha en la era del coronavirus, habiéndose demorado por el riesgo de que los mismos animales lo contrajeran.

Para Nenuah, un orangután que hoy habita la espesa selva de la isla de Borneo, la vida era simplemente un martirio. Hace ya más de 15 años que fue capturado en Tailandia y obligado a boxear —usando guantes y todo— contra otros de su especie para entretener a los casi siempre inconscientes turistas.

Pero luego de un tiempo fue rescatada y recién el pasado fin de semana, luego de años en reclusión, fue uno de los diez primates liberados en un bosque protegido de la isla. Esta liberación masiva es la primera que se da desde el comienzo de la pandemia, una medida que fue más bien precautoria: los científicos tenían razones para pensar que estos orangutanes son susceptibles al coronavirus.

Borneo Orangutan Survival

Tal como Nenuah, todos los primates que se encuentran bajo el cuidado de Borneo Orangutan Survival (BOS) fueron rescatados de lugares donde eran maltratados y/o abusados y llevados después a un centro de rehabilitación, donde los prepararon para devolverlos a su hábitat natural.

En el caso de este grupo de orangutanes, la dinámica para liberarlos no fue nada sencilla en cuanto a su operativo: les hicieron chequeos médicos a todos, luego los sedaron y los movieron a sus jaulas, las cuales fueron transportadas en helicóptero, luego atravesaron la selva en una 4×4 y terminaron el viaje surcando el río de la jungla en un bote, con ocho personas a cargo de cada uno de los animales.

Borneo Orangutan Survival

En total, los orangutanes recorrieron cerca de 240 kilómetros a través de la isla de Borneo, hasta llegar al bosque protegido de Bukit Batikap. Cada uno está siendo monitoreado 24/7 por especialistas, que están instalados en el sector asegurándose de que se reacostumbren a la vida salvaje.

Además de Nenuah, que fue rescatada en 2006, algunos de los otros orangutanes liberados son Bali, de 18 años —rescatado con apenas 4 meses de edad y con perdigones de rifle incrustados en su piel—, y Disha y Deijo, madre e hijo, que corrían el riesgo de ser eliminados por las granjas locales.

Borneo Orangutan Survival

“El anuncio de hoy nos trae una profunda alegría, después de un año completo sin poder liberar orangutanes. La única manera de asegurar la supervivencia a largo plazo de la especie del orangután es proteger y hacer crecer las poblaciones en estado salvaje, que hoy creció en diez ejemplares. Esperamos que todos estos orangutanes puedan vivir una vida feliz y saludable en su hábitat natural, y hacer crecer la población”.

—Ben Callison, director de Borneo Orangutan Survival, a Reuters

Borneo Orangutan Survival

Ahora, el plan de BOS es recaudar unos 85 mil dólares en donaciones para poder liberar a más orangutanes en un plan similar, tomando los resguardos por el coronavirus.

Puede interesarte