Por Leonardo Granadillo
4 septiembre, 2019

Con la única intención de liberarlos, el gobierno danés ha comprado a Ramboline, Lara, Djunga y Jenny, los últimos elefantes del país que ‘trabajaban’ en esta cruel industria. No más seres vivos explotados para percibir ganancias.

El maltrato animal es un problema mundial que esta lejos de acabar, el irrespeto a las especies es una mala costumbre que ha sido casi imposible de erradicar ya que mientras se detienen algunos grupos y aumenta la dureza de las leyes, siguen escuchándose nuevos casos de crueldad.

Los circos, son uno de los sitios que han generado más crueldad a todas las especies en su afán de lucrarse maltratándolos para que entretengan al público, en especial, es algo que pasa muy seguido con los elefantes.

AP

A pesar de las protestas, solo algunos animales han sido removidos de esa horripilante lista que los maltrata, por ejemplo en Dinamarca, siguen siendo permitidos los actos con leones marinos, cebras y elefantes. Sin embargo, un nuevo proyecto de ley pretender prohibir por completo los circos con animales salvajes, el cual fue presentado a inicios de curso y aún se espera la resolución.

Por su parte, el gobierno danés recientemente desembolsó 11 millones de coronas (1,6 millones de dólares aproximadamente) para adquirir a Ramboline, Lara, Djunga y Jenny, elefantes que venían trabajando en la cruel industria del entretenimiento y los viajes.

Shutterstock

«Los elefantes serán entregados al establecimiento que puede ofrecerles los mejores niveles de bienestar», señaló el comunicado de las autoridades.

Son unos 40 países del mundo (19 de ellos en Europa) los que ya prohibieron los animales en circos, si bien todavía no se han tomado medidas mas contundentes, es un gran avance y una excelente noticia que el gobierno de este país destine dinero para cuidar de los paquidermos.

Pixabay

 

Puede interesarte