Por Cristofer García
28 julio, 2020

Los cura de la enfermedad más fuerte: el abandono y el hambre. Él trata de atenderlos a todos.

Hay personas que tienen un corazón tan noble que siempre están prestos para ayudar a quienes más lo necesitan. No importa en qué condiciones se encuentren, o que tan necesitados estén los demás, siempre tendrán algo para ofrecer como parte de su solidaridad.

Así lo demuestra un médico en la ciudad de San Pedro Carchá, en el centro de Guatemala, que cada día, cuando tiene la oportunidad, le da de comer a unos perros callejeros que viven en las afueras de su consultorio.

Juan Pablo Ramírez

Para él será solo un poco de alimento, pero para estos perros puede significar todo lo que comerán en el día, porque, debido a su estado de abandono, pareciera que solo este doctor se encarga de cuidarlos. Sin embargo, bajo su protección ellos están un poco más seguros, lo cual es más importante en estos días de cuarentena.

Juan Pablo Ramírez

«Cada mañana el doctor Ponce realiza un acto humanitario al darles de comer a los perros de la calle. Dios le bendiga», comentó en su cuenta en la red social Facebook Juan Pablo Ramírez, quién publicó las fotos.

En estas imágenes se puede ver al noble médico cómo sale del edificio donde trabaja, con una bolsa en la mano, y comienza a ofrecerles el alimento a los peludos. Ellos esperan pacientemente frente a él, hasta el momento en que les da comida. Deben estar muy agradecidos que alguien les dé un poco de comer, después de pasar todo el día en la calle con hambre.

Unsplash

La publicación de Juan Pablo ha ganado popularidad en esta red social, debido a su contenido conmovedor, que impresionó a muchas personas y los dejó enternecidos con la solidaridad del médico. En un par de días ha alcanzado las 539 reacciones, con 39 comentarios y la publicación sido compartida unas 189 veces.

Unsplash

De seguro esta actitud tan noble del doctor Ponce se replicará en muchas más personas al ver a un animal en condición de calle.

Puede interesarte