Por Diego Cid
9 agosto, 2017

Las secuelas fueron totalmente brutales.

Mira, no sé si eres uno de aquellos, pero la verdad es que a gran cantidad de personas les causa un pavor, horror, terror, escalofrío y ansiedad terribles el enfrentarse a una araña. Sí, la aracnofobia es más real de lo que crees y la verdad es que si no la sufres, al menos tendrás un asco. A menos que seas de aquellos valientes que las aman.

Aunque claramente uno de ellos no es Matt Clarke, un soldado de 31 años que descansaba tranquilamente en su hogar en Mansfield, Nottinghamshire, Inglaterra, en noviembre.

Fue una sensación de intensa picazón lo que le hizo despertar. Inmediatamente, se altero y retorció con mucho ardor al darse cuenta que acababa de ser mordido por una araña conocida como “falsa viuda”.

REX/Shutterstock

Sin embargo, el dolor se desvaneció rápidamente y él pudo incluso volver a dormir y continuar con una vida normal… hasta que un par de días después, la herida se volvió totalmente repugnante y terrorífica.

SWNS

“Sentí algo goteando en mi pierna y era doloroso y ardiente. Miré y el área se había abierto, era un hoyo por el que podía ver mis músculos. No entendía por qué la mordedura no estaba sanando y por eso intenté encontrar respuestas. Busqué arañas y síntomas, y me di cuenta que fui mordido por una falsa viuda negra”.

Matt Clarke.

SWNS

Los doctores confirmaron lo que le había sucedido a Matt, revelándole que la mordedura era venenosa y que debía ser vigilado constantemente para mantener la infección bajo control.

Matt, que viajó por todo el mundo como soldado, incluso a lugares con arañas realmente venenosas, terminó por ser picado en su propio hogar. Un recordatorio de que siempre debemos estar alerta.