Por Lucas Rodríguez
2 septiembre, 2021

La situación ocurrida en Lee County, Florida, emocionó a a las autoridades locales, quienes tuvieron la seguridad de que si no hubieran intervenido a tiempo, la vida de los dos perros no habría podido ser salvada: “Estoy absolutamente asqueado por el sufrimiento extremo que estos enfermos causaron a estos perros indefensos”, dijo el sheriff a cargo del caso.

Una triste y lamentable situación tuvo lugar en Florida, Estados Unidos, cuando las autoridades fueron alertadas de lo que parecía ser un caso de maltrato animal bastante claro. Una pareja de residentes de Lee County fueron acusados de tener a dos de sus tres cachorros en magras condiciones de vida. Las autoridades llegaron a la escena luego de ser alertados por uno de los vecinos, quien avistó a un perrito de pelaje café, caminando en patas delgadas y con las costillas visibles bajo su piel. 

Al llegar donde la pareja, lo primero con lo que se encontraron fue que un perrito saludable y alegre venía a recibirlos a la puerta.

@Muttypawsrescueinc

Esto era un contraste grosero con la escena que se encontraron dentro: dos cachorros, de similares características, ambos en los huesos. A pesar de que no demostraban señales de haber sido golpeados o abusados directamente, el nivel de descuido era suficiente para levantar cargos por maltrato animal:

Las autoridades policiales se encargaron de lidiar con los causantes de esta crueldad, mientras que sus contrapartes en la brigada de rescate y cuidado animal, se llevaban a los dos perritos.

@Muttypawsrescueinc

Uno de ellos encontró un hogar gracias al Mutty Paws Rescue. Lo primero que hicieron sus nuevos dueños, fue ponerlo en manos de un veterinario, el que concluyó que debido a una alimentación defectuosa, el cachorro tenía serios daños en su estómago. El tratamiento no sería sencillo, porque el perrito ya estaba acostumbrado a comer nada o casi nada. 

De a poco él y su otro hermano, el que luego también fue recibido por el refugio, comenzaron a recuperar algo de su peso ideal.

@Muttypawsrescueinc

Esto también los llevó a recuperar su ánimo, demostrando que bien cuidados, eran cachorros adorables. Viendo lo juguetones y cariñosos que eran, no había motivos para que los trataran de esa manera: quizás si hubieran sido perros problemáticos, uno podría entender la situación que llevó a sus dueños a dejar de prestarles atención. 

Pero en este contexto, solo se puede decir que fue un caso de abuso animal:

“Estoy absolutamente asqueado por el sufrimiento extremo que estos enfermos causaron a tres perros indefensos. Gracias al increíble trabajo de nuestro grupo de trabajo contra la crueldad hacia los animales y de los detectives de East CID, los sospechosos están entre rejas”

–Carmine Marceno, sheriff del condado de Lee, para el Facebook de Mutty Paws Rescue

@Muttypawsrescueinc

Un caso de abuso animal que terminó no solo con los culpables tras las rejas, sino que con las víctimas sanas y salvas. 

Puede interesarte