Por Luis Aranguren
6 febrero, 2020

En sus rostros se puede ver la rabia y en sus músculos la fuerza y determinación para que ningún otro primate sufriera.

Algunos cometen el error de menospreciar a los animales, piensan que carecen de inteligencia y sentimientos. Algo que si la humanidad considerara, nos permitiría ser más empáticos como especie y respetáramos la vida silvestre.

Una muestra de esta increíble astucia animal fue vista en 2012, en el Centro de Investigación Karisoke de Dian Fossey Gorilla Fund.

The Dian Fossey Gorilla Fund

Durante sus paseos diarios un guardabosques vio algo que le llamó la atención, una pareja de gorilas de montaña trabajaban juntos con la intención de buscar las trampas. De inmediato sacó su cámara y lo captó, su instinto de supervivencia y su inteligencia florecieron.

“Esta es absolutamente la primera vez que vemos a jóvenes haciendo eso … No sé de ningún otro informe en el mundo de juveniles que destruyan trampas”.

-Veronica Vecellio, coordinadora del programa de gorilas en el Gorila Dian Fossey

Es algo sorprendente y que nunca habían documentado, aunque al mismo tiempo lamentable porque podrían estar empleando su mente en otra cosa. Este comportamiento se desarrolló según los encargados del Centro de Investigación Karisoke, cuando la manada perdió a uno de sus miembros por estas trampas.

The Dian Fossey Gorilla Fund

Sin duda alguna fue motivación suficiente para que se asignaran gorilas para esta tarea, solo son seres que buscan vivir en armonía con su entorno y seguir vivos en el intento.

Lamentablemente el lugar en el que habitan es popular para los cazadores, quienes tienen como presas principales a los antílopes y otras especies. El problema está cuando los simios son quienes terminan en las trampas.

The Dian Fossey Gorilla Fund

Los gorilas adultos suelen tener la suerte de poseer fuera suficiente para liberarse pero los más jóvenes lamentablemente no.

Entre ellos como grupo se protegen pero en ocasiones encuentran al otro demasiado tarde, como en el caso de Ngwino quien era un pequeño gorila que quedó atrapado. Lamentablemente cuando llegaron sus compañeros era demasiado tarde.

The Dian Fossey Gorilla Fund

Durante el escape la gorila se dislocó su hombro, además las cuerdas le habían cortado de forma profunda las piernas y para entonces no tenía salvación.

Las trampas suelen ser una opción viable para los cazadores, al colocarlas se pueden ir con tranquilidad y solo deberán pasar por ahí cada cierto tiempo a ver qué atraparon. El problema es cuando atrapan a un pobre animal que no sirve ni como alimento, es desechado sin piedad alguna.

The Dian Fossey Gorilla Fund

Personas rastreadoras del parque intentan desmantelar las trampas que observan, pero ahora los mismos gorilas han tenido que tomar cartas en el asunto para poder defenderse y mantener con vida a sus miembros más jóvenes.

Su misión es vivir tranquilo sin embargo los presionamos y bueno, les ha tocado evolucionar por la fuerza.

Puede interesarte